Por descuido puede contagiarse la hepatitis C: IMSS

GMx

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), invita a la población en general a prevenir la hepatitis “C” producida por trasmisión sexual, sangre contaminada o incluso drogas que al convertirse en crónica afecta hígado y de no tratarse a tiempo llega a la cirrosis hepática.

Este virus se aloja en el hígado, por lo que es recomendable evitar compartir agujas como el caso de los tatuajes o utensilios para perforaciones, acupuntura, entre otros, dio a conocer en el Día Internacional de la Hepatitis “C” , el médico residente de la Unidad Médica Familiar (UMF) 11 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Jesús Rosado Escudero.

Explicó que la hepatitis B es más virulenta y notoria, pero no es tan agresiva ni crónica como la tipo C, que se manifiesta hasta diez o veinte años después de contagiarse, además tiene alto riesgo de desarrollar tumoraciones cancerígenas en el hígado.

Dijo que los de mayor riesgo son aquellos quienes practican constante actividad sexual, como los adultos jóvenes, debido a la variedad de parejas y la falta de protección, compartir cepillo de dientes; incluso entre madre infectada e hijo al momento del nacimiento, por lo que la única solución es el trasplante de hígado.

Aunque no solo este tipo de contagio hay, también se contrae por saliva que contenga el virus, manifestándose con náuseas, fiebre, vómito y falta de apetito, además que al orinar el líquido se nota amarillo y obscuro, piel amarilla, por mencionar algunas manifestaciones.

Resaltó que no se contagia por dar la mano, abrazar a una persona, saludar de beso en la mejilla o boca, sentarse junto a una persona con el virus, utilizando preservativo cuando se tengan relaciones sexuales.

Mencionó que es necesaria la ingesta de medicamentos recetados por el especialista para detener la enfermedad, reducir el virus e inflamación del hígado, así como mejorar la calidad de vida del paciente, siempre y cuando sea detectable a tiempo.

Una de las prevenciones  mas efectivas es vacunar a los niños contra la hepatitis desde dos, cuatro y seis meses de edad, ya que de no hacerlo  cuando sea adulto podría presentar esta enfermedad.

Finalmente explicó que la función del hígado es combatir infecciones y detener las hemorragias, eliminar medicamentos, drogas y otras sustancias tóxicas para que no lleguen al torrente sanguíneo, así como almacenar energía para usarse en caso de necesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *