Por quién doblan las campanas: La Feria

SR. LÓPEZ

Ya amaneciendo llegó tío Neto a su casa, casi totalmente ebrio, casi. Abrió sigilosamente la puerta de la calle, a oscuras subió con cuidado la escalera, se paró ante la puerta de su recámara, tomó aire y la abrió azotándola, encendió la luz, casi le da un infarto a tía Beatriz, su esposa, que lo vio ir rápido al armario, sacar con prisas su revólver y lo oyó decirle mientras le cargaba las balas: -Cierra con llave y no salgas, oigas lo que oigas… hay unos ladrones abajo –la tía se quedó helada de miedo y oyó gritos, ruidos, cosas que caían y varios balazos, luego, silencio. Regresó el tío, llamó a la puerta, la tía abrió; él le dio el revólver: -Con cuidado, guárdalo, ya los saqué –y se tendió en la cama. Paz…

A ver, a ver, uno no siente bonito por ser ave de mal agüero, pero decíamos el viernes que el Presidente debía andarse con cuidado, porque eso de la fiesta de acusaciones, la tómbola de filtraciones, pedir que se proyecte un video de la entrega de paquetes de dinero a funcionarios y llamar al linchamiento político, es puñal de doble filo y se le podía voltear… y se le volteó (ya escrita y mandada La Feria del viernes), con la aparición de dos videos y una grabación de su hermano Pío recibiendo dinero de un tal David León de antecedentes sombríos y lúgubre historial en el gobierno de Manuel Velasco en Chiapas, estado en el que no dejó  buenos recuerdos.

El viernes pasado, el Presidente en su programa de variedades, ‘La Mañanera’, llamó a que se llegue al fondo de eso y pidió a su hermano y al David ese, que no se amparen, ‘el que nada debe nada teme’ (bueno, con todo respeto, sin ánimo de llevarle la contra… Pío, David, mejor ampárense). Lo que no llama la atención de nadie es que eso sea el tema que domina el discurso presidencial, aunque hable con el telón de fondo de una montaña de 59,106 cadáveres oficiales, provocados por la pandemia del Covid-19.

El Presidente consideró ‘normal’ que haya salido este video de su hermano recibiendo dinero, mucho dinero… como consecuencia de su lucha contra la corrupción, pero atajó; ‘no somos iguales’ (¡ah!) y agregó gallardo: ‘¡Se acabó la impunidad!’ Y en la marquesina del cine ‘Palacio’, con foquitos que prenden y apagan, se anuncia la película del momento: ‘Inseguridad y violencia’, reestreno, cine realista, 54,494 asesinatos.

El Presidente llama a que alguno de los expresidentes de la república presente denuncia por esos videos ante la Fiscalía General de la República, su Fiscalía: “Y una vez presentada esta denuncia que se llame a declarar a los implicados, y se actué legalmente, ¡cero corrupción!, ¡cero impunidad!, lo he venido sosteniendo, nada ha dañado más a México que la deshonestidad, la corrupción, no debe haber impunidad para nadie”. Bueno, sí, pero también algo debería comentar sobre el informe del Banco de México: se perdieron 12 millones 180 mil empleos, 3.72 millones de trabajos formales y 8.46 del sector informal.

David León aclaró mediante tuitazo que el video difundido es de 2015, cuando él no era funcionario y conseguía dinero para ‘asambleas y otras actividades’; el Presidente informó en su gustado monólogo matutino que desde días antes ya le había dicho el David que iban a salir al aire los videos y que él le pidió que no asumiera el cargo de gran jefe nacional de distribución de medicamentos, que dijera la verdad y aclarara todo. Muy bien, pero el producto interno bruto del país decreció el año pasado un 0.1% y en el segundo trimestre de este año, -18.9%.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, manifestó que al igual que su movimiento, la Revolución Mexicana se financió con la cooperación del pueblo y dijo: “En este caso del video de mi hermano con David León, hay notorias diferencias con relación a los otros asuntos (Lozoya y García Luna). No solo es lo cuantitativo, no solo es el monto del dinero que no es comparable” –antes había dicho que en un caso eran ‘mordidas’, extorsiones, y en el caso de su hermano se trata de aportaciones para fortalecer su movimiento. De acuerdo, por supuesto, pero uno quisiera ver alguna reacción eficaz ante el informe de la OCDE: México es el país que menos recursos ha utilizado para atender la crisis por la pandemia, el que menos dinero ha destinado de sus arcas públicas para apoyar a empresas o personas en esta crisis del coronavirus COVID-19.

El Presidente manifestó su confianza en el Fiscal General, en torno a la cauda de casos de corrupción que se están ventilando en el país. “Este es un momento histórico. ¡Es ahora o nunca!, yo confío en Alejandro Gertz, él lo sabe, y no se va a prestar a ninguna jugarreta, va hacerlo con responsabilidad, sin persecución, sin venganzas, pero aplicando la ley”. ¡Qué bonito!… ahora que haga algo para que confiemos en el Secretario de Seguridad, el de Salud, el de Educación, el de Hacienda, la de Gobernación, la de Energía, el de Economía… ahí cuando tenga un ratito, no hay prisa.

Ahora que, si lo quiere hablar de lo de su hermano, ¡sale!: se le recuerda que el país no está en la guerra de Independencia ni en la Revolución y que su ‘movimiento’ ya era partido político cuando su hermano recibía esos dineros (obtuvo su registro el 9 de julio de 2014 con efectos constitutivos a partir del 1 de agosto de 2014).

Confiando en su método de mentir con garbo, el Presidente aceptó el asunto. Se equivocó. Haya o no consecuencias legales (no habrá), no es defendible lo que hicieron, así, en plural… y sí, son iguales, que es delincuente el que viola poco o mucho la ley… y no, no le creemos que la gente le haya estado dando dinero al David León, así, por cariñito azucarado que sabe a bombón. Los tenochcas ya destetados sabemos que esas cantidades mensuales, como se dice en los videos, no pueden ser aportaciones de la gente y si hubieran sido, tan fácil como revisar los registros e informes rendidos al INE por el partido Morena, no por el ‘movimiento’.

Presidente, sin cinismo, no pregunte por quién doblan las campanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *