Presenta el FCE edición bilingüe español-náhuatl de El pozo de los ratones

Como parte de los festejos por los 25 años de la colección infantil A la Orilla del Viento, el Fondo de Cultura Económica acaba de publicar una nueva edición de El pozo de los ratones de Teresa Castelló, mejor conocida en el mundo de la literatura infantil y juvenil como Pascuala Corona. Se trata del título que inauguró hace cinco lustros esta emblemática serie y que ahora se presenta en una versión bilingüe español-náhuatl, coeditada con la Secretaría de Cultura federal.

Las ilustraciones de esta nueva edición son de David Daniel Álvarez, quien con un dominio del carboncillo y acentos de color rojo, creó unas imágenes tan sugerentes como inquietantes en las cuales se realza la fuerza del texto y de los propios personajes; mientras que el encargado de la traducción al náhuatl fue el poeta veracruzano Mardonio Carballo quien recupera, con esta edición, la esencia original de El pozo de los ratones al ser, en primera instancia, una recopilación de la tradición cuentística oral.

Estamos ante un ingenioso relato en el que conviven un príncipe convertido en sapo, una hechicera muy envidiosa, un herrero tan pobre como ambicioso, sus tres hijas, una vieja gata a la que todos tratan mal y el pozo de los ratones, donde van a parar todos los delincuentes del reino. La hija menor del herrero, para salvar su vida, tendrá que convencer al ratón mayor del pozo de que doña Pancha la hechicera, experta en hacer menjurjes venenosos y en traspasar paredes sin quebrarlas, se ha llevado al príncipe sapo.

Pascuala Corona (Ciudad de México 1917-2015) inauguró hace 25 años la colección del Fondo A la Orilla del Viento con la edición de este libro, una delicada antología de relatos populares para niños mexicanos, que fue publicado por primera vez en 1951 por la SEP, bajo el título Cuentos de rancho, y que en el FCE vio la luz en 1991. Desde entonces, hasta la fecha, se ha mantenido vivo en el catálogo de la editorial con una octava reimpresión, y ahora con esta edición bilingüe.

Gran formadora de lectores, pionera de la literatura infantil en México, narradora y recopiladora de historias nacionales, Castelló eligió el seudónimo de Pascuala Corona en honor a su nana, de origen michoacano, quien le contaba cuentos cuando era niña.  Comprometida y amorosa contadora de historias, rescató de la tradición oral las grandes narraciones de toda la vida para que los niños mexicanos conocieran la riqueza de su cultura.

Pascuala Corona estudió en la Escuela Nacional de Arte La Esmeralda e ilustró personalmente varios de sus libros. Premio de Cuento Infantil Juan de la Cabada 2010 en reconocimiento a su trayectoria; y Premio White Ravens 1987 por Tres colorantes prehispánicos. Publicó su primer libro,Cuentos mexicanos para niños, en 1945, más tarde, en 1952, escribió Cuentos de rancho (SEP).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *