PRI plantea: ¿Cero programas sociales y cero Seguro Popular… o “mega gasolinazo”?

El líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados, César Camacho Quiroz, dijo que era necesario aumentar el precio de la gasolina o en caso contrario se hubieran hecho recortes a los programas sociales y se hubiera dejado de hacer obra pública.

De acuerdo con el legislador, el Gobierno federal gastaban cerca de 200 mil millones pesos al año para “mantener un precio artificial [en las gasolinas]”, y de mantenerlo se tendría que haber elevado “los impuestos, el aumento de la deuda, o bien, la desaparición de Prospera, todas las campañas de vacunación, Pensión para Adultos Mayores, el Seguro Popular, los apoyos económicos a productores agrícolas o tampoco habría recursos para construir carreteras o mantenimiento de caminos”.

Ante el reclamo, de empresarios y analistas, de que en lugar del alza a los combustibles se debería hacer un recorte al presupuesto dijo que “recortar el gasto público de esa magnitud habría equivalido al doble del presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Social o a la mitad del presupuesto anual del IMSS, por ello esta medida resultaba inevitable”.

Camacho Quiroz dijo que su partido asume la responsabilidad por la medida que ha desatado protestas y saqueos en el país y expresó su “completa solidaridad con el Presidente Enrique Peña”.

Y aseguró que los incrementos no sólo ayudan a preservar la estabilidad económica, sino los la economía de las familias mexicanas.

Hoy se cumplen ocho días de protestas por el alza al incremento en el precio de las gasolinas, que inició el pasado 1 de enero. Las manifestaciones han sido en su mayoría pacificas, aunque en algunos estados han derivado en saqueos a tiendas departamentales y de coveniencia.

Apenas ayer, Gustavo de Hoyos, líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que la administración de Enrique Peña Nieto tenía un margen de maniobra para reducir los impuestos a las gasolinas, pero que el Gobierno federal tomó el camino más fácil en lugar de realizar recortes.

“En la Coparmex consideramos que sí hay margen de maniobra para reducir los porcentajes de impuestos considerados en la fórmula para la determinación de los precios de las gasolinas, y ello necesariamente pasa por un mayor esfuerzo del gobierno para corregir su balance fiscal”, señaló.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, (CNDH) exigió a las autoridades implementar las medidas necesarias para garantizar la seguridad física y patrimonial de las personas, así como también a dar información veraz, esto tras los saqueos que se han generado en diversos estados del país después de las propuestas contra el incremento a la gasolina.

En un comunicado de prensa la CNDH lanzó el exhorto a los tres niveles de gobierno para que “sin afectar el legítimo ejercicio de derechos tales como la libre expresión de ideas y la protesta social, implementen las medidas necesarias para garantizar la seguridad, la integridad física y patrimonial de las personas, así como para brindar a la sociedad información objetiva y veraz sobre los hechos que se presenten y las acciones que se realicen en este contexto, a efecto de prevenir que la desinformación y los rumores generen miedo y confusión entre la población”.

También lanzó un llamado a todos los actores políticos y sociales de no manipular ni aprovecharse de la indignación social. “La existencia de un descontento social legítimo, no debe ser utilizada para la consecución de intereses individuales de naturaleza política, económica o de ninguna otra índole”.

Condenó cualquier acto de vandalismo y saqueos que se realizaron por lo que pidió a la ciudadanía y activistas ejercer su derecho de protesta, inconformidad o expresión de indignación de manera pacífica, con respeto a los derechos de terceros, sin infringir la ley o atentar contra las instituciones, así como en contra de la integridad física y su patrimonio.

“La CNDH reitera que la legitimidad de los reclamos sociales debe estar acompañada de la legalidad de los actos en que se exprese”.

Mientras que este mismo día, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) hizo un llamado al Gobierno federal a reconsiderar el incremento en los combustibles por ser una medida que “afecta a todo el país, especialmente a los más pobres”.

“Hacemos un llamado a la autoridad, especialmente al Poder Ejecutivo y Legislativo, a mirar desde abajo y no solamente desde arriba. No es correcto imponer leyes sin tomar en cuenta la realidad y el sentir que vive la gente, sobre todo los más desamparados”, dijo la Iglesia católica en un comunicado.

También llamó a los ciudadanos a manifestarse de manera pacífica y creativa.

Por:   Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *