Prueban método de hidratación para lograr supervivencia de árboles

Esteban Rámírez

Tuxtla Gutiérrez.- Para garantizar la supervivencia  de millones de árboles que se han plantado en todo el país, la Comisión Nacional  Forestal, (Conafor) inició la fase de prueba de un dispositivo biodegradable que permitirá por lo menos que las plantas permanezca hidratado los seis primeros meses, posterior a su plantación, sin necesidad de riego.

Esa es una alternativa que han decidido implementar, en varios estados donde se ha priorizado la reforestación, ante las condiciones de pocas lluvias que se prevén durante el año, explicó personal de la gerencia en Chiapas de esa dependencia federal.

Dicho dispositivo, explicaron, ha recibido el nombre de “Cocoon”, que significa “Capullo” que cuyo sistema se basa en un cilindro de cartón biodegradable que se usa como incubadora para árboles recién plantados. Es una pieza que posterior a los tres años se degrada sin causar impacto en el medio ambiente.

Con esta novedosa estrategia, la Comisión Nacional Forestal  busca aumentar las tasas de supervivencia de los árboles reforestados en zonas con suelo degradado y árido, por el momento se ha empezado aplicar en Estado de México, Ciudad de México y Michoacán, pero se espera que se extienda a otros estados como Chiapas.

“En este cilindro se vierten 22 litros de agua, un hongo (Mycorrhizal fungi) y otros nutrientes para alimentar el árbol de forma independiente los primeros seis meses y poder asegurar la supervivencia de la planta sin necesidad de riego” mencionó personal de esa gerencia.

Explicaron que durante el proceso de hidratación,  el agua es transportada directamente del capullo a las raíces de la planta  a través de unas mechas de fibra cuyo  interior  está recubierto por una cera natural que le da impermeabilidad y mantiene la hidratación durante períodos prolongados de sequía.

Dicho sistema fue creado por la empresa holandesa “Land Life Company” y  está elaborado con pulpa de papel y residuos de cultivo que se degrada con el tiempo y no requiere mantenimiento, ni su retiro, su aplicación  garantiza el 90 por ciento de sobrevivencia de la planta y la cantidad de agua que se utiliza es 50 veces menor que el sistema de riego por goteo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *