Qué manera de perder…: La Feria

SR. LÓPEZ

Tía Alfredo, de los de Toluca, hizo cama nueve años (ya sabe), sin estar enfermo de nada que le impidiera trabajar, pero como el pirómano tiene siempre excusa para comprar cerillos, él, se agarró de eso para no dar golpe. Una tarde en que a Pepe, el más impresentable primo que tenerse pueda, le encargaron cuidarlo mientras su esposa (tía María Luisa), y sus hijos iban a una misa de cuerpo presente, le puso el coraje de su vida, diciéndole que a él lo que le gustaba era ser mantenido y cuando el tío dijo que estaba enfermo, Pepe le contestó: -No se lo digo por ahorita, sino por antes que trabajaba y los tíos siempre le completaban el gasto a mi tía – era cierto.

Nuestro gobierno federal este año dirá que por el Covid 19, cayó el PIB (Producto Interno Bruto). Pero así como el Todopoderoso Creador nunca ha enderezado un jorobado ni concede caprichos, no impidió que el jueves pasado el Inegi informara cuánto cayó nuestro PIB en el primer trimestre del año (antes de la encerrona nacional de laboriosos tenochcas, que estamos que trinamos por no poder trabajar… bueno, por no poder salir, que lo de trabajar es el precio que pagamos con tal de evadir la guardia de vista de domiciliaria).

Notimex; 30 abril, 2020: “La mañana de este jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que el Producto Interno Bruto (PIB) del país registró una caída de 1.6 por ciento en términos reales de enero a marzo de 2020 frente al cuarto trimestre de 2019, con cifras ajustadas por estacionalidad (…) la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto con series desestacionalizadas presentó una caída real de 2.4 por ciento de enero a marzo del presente año, respecto al mismo periodo de 2019 (…).

¿Cuál es la cifra a considerar… el 1.6% o el 2.4%?… lo sentimos mucho, pero el 2.4%, pues la “serie desestacionalizada” descuenta días inhábiles, Semana Santa, el día extra de años bisiestos y considera la mayor productividad de los miércoles frente a los viernes y sábados. En pocas palabras: la serie desestacionalizada es la de a de veras. Y entre enero y marzo, nuestro PIB -pre Covid 19-, cayó el 2.4% debajo de lo que habíamos caído en el anterior trimestre. ¡Plop!

En la esquina de Kid AMLO, sus entrenadores, manejadores y aguadores, le aconsejan en el minuto de descanso, antes del siguiente ‘round’ (Mañaneras como les dicen), que se defienda con ‘jab’ de izquierda: “bajaron más en Europa (-3.5%) y los EUA (4.88%)”… cierto, relativamente cierto. Y que no baje el guante derecho de la mandíbula, so riesgo de sufrir un ‘knock out’, porque anda ‘tocado’… si ya se oyen sus resuellos en el banquillo.

Este menda, ignorante de dar pena en estos tan complejos asuntos, se acoge a las enseñanzas de Yuriko Yabuta, directora general adjunta de Análisis y Estudios Económicos del Inegi (en 2015, vaya usted a saber si sigue), y Carlos M. Urzúa (el fugaz secretario de Hacienda de AMLO y prestigiado economista). Según esos que sí saben, el Inegi mide el crecimiento o decrecimiento del PIB de cada trimestre y lo anualizada multiplicándolo por cuatro (lo que es arbitrario, pero es su modo y no importa porque al dar la cifra del año, saca el promedio de los cuatro trimestres realmente medidos, desestacionalizándolos y descontando la inflación, para no deformar el porcentaje); así que anualizado el primer trimestre de este año, nos arroja una pavorosa caída del -9.6% (vaticinado por algunos bancos extranjeros y entidades financieras de esas grandotas, no el ‘Banco Mi Alegría’ ni el Azteca).

En la Unión Europea, su reporte es el resultado de comparar el trimestre medido con el equivalente anterior; o sea, reporta en este trimestre una caída del -3.5% respecto del mismo trimestre de 2019 (el primero de ese año), y en ese trimestre creció el +0.9%… o sea: en este primer trimestre, bajó el -2.6%

Los yanquis (para no variar), siempre hacen las cosas a su modo. Ellos comparan con el trimestre inmediato anterior y lo multiplican por cuatro (¿por qué?, porque les da la gana); así que el -4.8% que reportan es realmente el -1.2%

De esta manera: el que menos PIB bajó fue los EUA (-1.2%); luego México (-2.4%), y de colero, Europa (-2.6%).

Antes de que vayan a echar las campanas al vuelo de que este trimestre México le puso una patiza a los EUA, que le expliquen al Presidente cómo calcula su PIB cada uno.

La inmensa diferencia es la capacidad de reacción de cada país o región. Según datos de Eurostat, la Unión Europea planea crear un ‘Fondo de Solidaridad’ que incluye ‘bonos de recuperación’. Aparte el Banco Central Europeo está soltando 750 mil millones de euros para bajar deuda pública, otros 120 mil millones de euros para dar liquidez y 20 mil millones de euros para compra de deuda impagable; todo eso aparte de 37 mil millones de euros para apoyo a la salud, prórroga en pago de impuestos a empresas y subsidio directo a trabajadores. Igualito que acá.

En los EUA por su lado: el Departamento del Tesoro le inyectó 850 mil millones de dólares a la economía, más cheques directos a los trabajadores; la Reserva Federal de Nueva York, anunció el 17 de marzo una inyección masiva de 500 mil millones de dólares al mercado monetario, aparte de facilidades de crédito para apoyar empresas y familias. Parece que se toman en serio el problema. Y en cuanto lo apruebe el Senado de ellos, van a liberar 100 mil millones de dólares para pagar licencias médicas a trabajadores afectados por la pandemia.

Mientras y por su lado, nuestro Presidente -con nosotros los del peladaje con los pelos parados-, declara tan fresco que la pandemia está domada, que él va a combatir la crisis a su modo y para ello emite un decreto de austeridad, sin dar un cinco de apoyo a las grandes empresas y gastando menos, que es como apagar la lumbre con gasolina… y se oye al gran Cuco desde el Cielo… “Pero si yo ya sabía que todo esto pasaría/ cómo diablos fui a caer./ Me relleva la tristeza, /qué desgracia que torpeza,/ qué manera de perder…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *