¡Qué más da!: La Feria

SR. LÓPEZ

Tío Juan de Dios (lado paterno, pero no de Autlán, sino de la capital del país, accidente ginecológico no previsto), vivía de dar conferencias sobre el noviazgo y el matrimonio cristianos (en serio… eran otros tiempos). Era un señor como de vitrina de museo del siglo XIX, elegante y con mucha personalidad, que tenía un circuito de parroquias que a lo largo del año lo contrataban para impartir sus charlas. Tuvo cinco hijos con su esposa, la tía Chata (se ignoran sus particulares), quien nunca lo acompañó a ninguna de sus charlas ni a ningún lado, pues conservando el mismo techo, tío Juan de Dios, dormía en su despacho de la planta baja que tenía un medio baño al que adaptó una regadera muy ingeniosa (sobre el excusado, se ignora si se bañaba sentado, parado o si se bañaba al usar el excusado). Ya en edad de merecer este menda, recibió instrucciones de acudir a una charla de tío Juan de Dios sobre el noviazgo y debe aceptar que quedó muy impresionado: hablando era magistral y los presentes, al final, le aplaudieron como para tres telones. Ya fiambre el tío, en una Cena de Año Nuevo, este menda ya adulto, se atrevió a preguntar a la tía Chata cómo era vivir con un señor tan excepcional como tío Juan de Dios y mirándome divertida, contestó: -Aburrido… tu tío era puro pico, hijito… puro pico –y no dijo más. Pues sí, por algo ni dormían juntos.

El Presidente de la república anticipó ayer temprano que iba a haber una buena noticia y sí vitaminó el optimismo patrio saber que de enero a septiembre, la inversión extranjera directa (IED, la que es para empresas e industrias, la mejor, no la golondrina, que viene a especular en bolsa), aumentó el 7.8% más que lo invertido en el mismo lapso del año anterior y no es poco, son 26,056 millones de dólares.

Según el reporte de la Secretaría de Economía a cargo de Graciela Márquez Colín, señora de impecables credenciales y cerebro doble (dicen, uno qué va a saber), ese dineral llegó para ser invertido, el 44.6% a manufacturas; el 13.9% a servicios financieros y de seguros; y el 11.3% a comercio.

Pero, algo pasa, pues según el informe emitido por el Inegi (que no es una organización fifí, sino del gobierno), en ese tercer trimestre del año, el sector manufacturero cayó un 1.8% y el PIB bajó -0.4%; y eso se refleja en que la tasa de desocupados creció el 3.6% (total de tenochcas sin chamba: 2 millones 100 mil personas), con la advertencia de que se considera desocupado solo al que queriendo trabajar no haya podido hacerlo más de una hora en la semana de la encuesta (los que no quieren no cuentan: ok). O sea: si una señora no encuentra trabajo y para medio alimentar a sus hijos, lava ajeno un día a la semana, para el Inegi no es desempleada (… hacen bien, no tenemos llenadera).

Como de costumbre, tienen otros datos en Palacio Nacional y vamos muy bien, muy bien y estamos muy felices, muy felices.

Estamos tan bien que ya la iniciativa privada orgullosamente mexicana, se apresta desatar sus alforjas y a invertir de inmediato la friolera de 160 mil millones de pesos (mdp), para alcanzar junto con el gobierno un total de 258 mil mdp, en  obras que ‘detonarán’ la inversión en infraestructura. Nada más para enero y febrero, están prestos a arrancar con 62 proyectos. ¡Ándele!

Peeero, acabando de caer al piso el confeti, un señor Ramírez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, dijo muy clarito dijo: “(…) puede ser interesante si desde el gobierno se promueve, alienta, fomenta y dan todas las condiciones respecto al estado de derecho. Será buena noticia (…) estos proyectos deberán acompañarse de medidas para frenar la inseguridad y la violencia en el país, ya que es otra petición de los empresarios”. Y el gozo al pozo.

Los empresarios nada más piden ‘frenar’ la inseguridad y la violencia. ¿Frenar qué tanto?… ¿alto total?… o sea: está en el lomo de un venado la ‘detonación’ de la inversión en infraestructura. Chin…

Lo bueno de todo es que los del peladaje estándar tenemos el cuero muy curtido. Sabemos que el discurso oficial suele no coincidir con la dura realidad nivel tierra en que habitamos. Tampoco pasa nada. Total.

Mientras unos pregonan que no hay desabasto de medicamentos, los padres de familia se manifiestan exigiéndolo (es ‘footing’, muy recomendable). Mientras se insiste en que el presupuesto al campo será el mejor de mucho tiempo, la Cámara de Diputados sigue rodeada por campesinos y ganaderos (es su campamento de otoño, para fortalecer los alzos de amistad entre ellos, bonito).

Otra buena: al no haber ya corrupción (¿se enteró?…  ya no hay, ¡no sabe que padre!), al ser ya una cofradía de austeros monjes todos los contratistas, proveedores y servidores públicos, el gobierno tiene excedentes por 500 mil millones de pesos, nada más a septiembre, como informó desde Puebla el pasado 31 de agosto nuestro Presidente, quien además, para restaurar nuestra fibra patria, agregó: “¿Qué significa esto?, que no tenemos necesidad de aumentar impuestos ni de crear impuestos nuevos ni de que haya gasolinazos, ni de endeudar al país”. ¡Alabado sea el Señor!

Lo anterior es verdad oficial y por eso es muy imprudente que doña Irma Eréndira, secretaria de la Función Pública, antier haya declarado ‘urbi et orbi’, que ya llevan 11 mil millonzotes de ahorros gracias a la austeridad republicana. Apúrele doñita, le quedan menos de dos meses para llegar a 500 mil.

No se entiende. Puede ser un ataque de verborrea de nuestras autoridades o están en un curso de Cinismo Holístico, para que nadie quede sin embarrarse.

El problema es que esa actitud de ‘no oigo soy de palo’, es la del último año de gobierno, no para el primero. Están agotando su cuota aceptable de BAT (Baba Oficial Tranquilizante). ¿Y luego?…

Y canta el Pirulí desde el Cielo… “Siempre fui llevado por la mala/ es por eso que, que te quiero tanto/ mas, si das a mi vivir la dicha con tu amor fingido/ miénteme una eternidad que, que me hace tu maldad, feliz”… sí ¡qué más da!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *