¿Qué puedes hacer para evitar accidentes?

En el momento en el que se tiene algo de tiempo libre, aunque se trate solo de unos pocos días, a quien más o a quien menos le apetece llevar a cabo un viaje como una manera de poder escapar un poco de la rutina, conocer otros lugares y poder volver con energías renovadas al día a día. Aunque esto sea así no hay que perder de vista en ningún momento que una de las cosas principales por las que hay que velar siempre que se organiza un viaje es la seguridad. En esta infografía se detallan las cosas a revisar antes de salir de viaje. Toma nota porque son consejos fáciles de cumplir, pero, sin duda, también resultan fundamentales.

  1. Verificar el nivel del aceite. Por supuesto, antes de poder llevar a cabo esta acción hay que asegurarse de que el motor del coche está apagado y de que éste se ha enfriado. Además de que este gesto es por seguridad será la única manera de poder llevar a cabo un nivelado adecuado porque cuando el coche está frío el aceite se asienta y es así como se puede saber cuál es su verdadero nivel. Tras esto solo habrá que abrir el capó, extraer la varilla graduada del contenedor donde está el aceite, limpiarla y volver a introducirla para saber hasta qué altura llega. La varilla tiene marcas para indicar si el nivel es óptimo o no y también debe observarse la calidad del aceite. Sino se está seguro, en un taller pueden llevar a cabo esta operación en tan sólo unos minutos. Un gesto tan sencillo como éste nos evita un problema en el motor.
  2. El limpiaparabrisas y las escobillas. Porque uno nunca puede estar 100% seguro del clima con el que se va a encontrar cuando viaja por carretera (aunque siempre conviene echar un vistazo a la previsión antes de partir para estar todo lo prevenidos que sea posible). Igualmente se trata de algo sencillo, pero que garantiza una visión óptima de la calzada, lo que va unido a evitar accidentes.
  3. Los espejos. Es algo que se aprende cuando uno se está preparando para obtener el carné de conducir, pero que, con el tiempo, tiende a olvidarse y es algo fundamental. Siempre conviene prestar atención a esto, máxime si el coche que se utiliza también es usado por otras personas ya que cada cual lo regulará de acuerdo con sus necesidades.
  4. Las luces. Imprescindibles para ver (y por eso han de estar bien reguladas), pero también para poder ser visto. A las de freno también habrá que echarles un vistazo en este sentido y asegurar que todas funcionan correctamente.
  5. Los neumáticos. A estos se le pueden añadir elementos tales como las cadenas si la zona por la que se va a circular tiene nieve, por ejemplo, pero lo fundamental será asegurar que están en buen estado y que la presión es la óptima.
  6. La batería. Además de observar que no está descargada o a punto de ello, también hay que asegurarse de que esta, junto con los bornes, está limpia. De no ser así, la vida de la misma se puede ver comprometida y dar alguna sorpresa inesperada.
  7. El líquido de frenos. Al igual que con el nivel de aceite, habrá que asegurar que se encuentra entre los niveles recomendados. El contenedor de este líquido suele ser, en la mayoría de los vehículos, transparente para que pueda observarse, si no es el caso, habrá que contar con una varilla. Lo importante es siempre asegurarse de que el nivel no está por debajo del mínimo establecido. Si se observa que el nivel es irregular cuando se mide en poco tiempo, esto significará que hay una pérdida, por lo que lo más recomendable es acudir a un taller para asegurarse de que todo está como debe estar.
  8. Frenos y pastillas de frenos. Con relación a los frenos, debemos echar un vistazo a que los mismos frenos y las pastillas estén en condiciones óptimas resulta fundamental.
  9. La prevención. Por si ocurre algún incidente, por mínimo que sea, o hay que esperar en la carretera durante cierto tiempo, es fundamental que se cuente siempre en el vehículo con todos los elementos auxiliares básicos, como son el chaleco, el gato hidráulico o los triángulos. Antes de salir de casa hay que revisar que se cuenta con todo lo indispensable.

Documentación Nos referimos a los papeles de vehículo, por supuesto el carné de conducir, la tarjeta de circulación y la póliza de seguro vigente. El contar con el seguro de coche adecuado, que puede ser desde el más básico a aquel que cuenta con el paquete más extenso, es la mejor manera de poder estar prevenidos ante posibles imprevistos y tener el respaldo de profesionales en el caso de necesitarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *