Rinden sentido homenaje al escritor Ignacio Padilla #FIL2016

México.-“Ignacio Padilla fue muchas cosas e intentó casi todos los géneros. Fue el escritor cuyo talento natural fue el más deslumbrante de cuantos he conocido. Tenía una imaginación desbordante que tanto le envidiábamos. El Nacho más verdadero y más auténtico se mantiene en esos textos: la literatura infantil (Los papeles del dragón); su pasión por Cervantes y por el Quijote y las que fueron sus obras maestras: sus cuentos. Ahí, Nacho podía combinar esa imaginación deslumbrante con su talento lingüístico”. Así se refirió Jorge Volpi al hablar del escritor Ignacio Padilla, fallecido en agosto de este año, y quien fue su entrañable amigo y compañero en la autodenominada Generación del Crack, durante el homenaje póstumo que se rindió a Padilla en el marco de la 30 Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Laura Niembro, directora de Contenidos de la FIL, recordó que Padilla era un entrañable amigo de esta celebración y que, conforme pasó el tiempo, “el vínculo se volvió complicidad” cuando ayudó a coordinar y se volvió curador del Encuentro Internacional de Cuentistas, que cada año se celebra en la Feria. “Estamos reunidos para recordar al narrador, al ensayista, al amigo, al cómplice”, declaró.

Por su parte, la escritora Rosa Beltrán, directora de Literatura de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, recordó que conoció a Ignacio Padilla en uno de sus encuentros de una beca de escritores jóvenes. “Empezamos a escribir novelas al mismo tiempo. De los cuatro, Nacho era el más devoto por García Márquez, por las estructuras complejas, por escribir mucho y rápido”.

Frente a un público en el que también se encontraban familiares del escritor homenajeado, Beltrán subrayó que Padilla siempre fue muy precoz en su escritura respecto del resto de sus compañeros. “También en la muerte, Ignacio Padilla fue precoz, pero esta vez su precocidad nos deja una gran tristeza”, dijo al final, con voz cortada.

Pedro Ángel Palou, también de la Generación del Crack a la que pertenecían Padilla y Volpi, pidió a la FIL agregar al Encuentro Internacional de Cuentistas el nombre de su querido amigo, autor de La catedral de los ahogados y de decenas de títulos más, quien falleció el 20 de agosto pasado. Palou agregó: “La herencia que Padilla deja al cuento en español será importante, y crecerá en lectores”.

vía FIL 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *