Santos rescata empate ante Pachuca, pero pierde a Marchesín

En una jugada, Santos perdió dos veces, en el marcador y en la portería. Pachuca lo adelantó con un gol del argentino Franco Jara (42’) y Agustín Marchesín, el portero lagunero, salió lesionado del hombro izquierdo tras chocar con el colombiano Óscar Murillo, cuando el balón ya estaba en la red.

Anímicamente, el golpe fue duro. Pocas oportunidades habían generado los de Torreón para contrarrestar el dominio de los Tuzos, que tuvieron mayor cantidad de llegadas y control del juego. Pero, pese a todo, el empate surgió del corazón: de la misma forma que se vino abajo, Santos puso las cosas iguales con un cabezazo de Diego González (66’) y dejó abierta la serie en  la ida de los cuartos de final.

De principio a fin, los hidalguenses apostaron por la velocidad de sus jóvenes y los centros al área. Cosa contraria a lo hecho por los laguneros, que cerraron espacios y contragolpearon cuando pudieron.

Como alternativa a lo parejo del juego, ganaron trascendencia las jugadas a balón parado, en las que el peligro estuvo de ambos lados. Algunos ajustes realizaron los técnicos, en busca de un mejor resultado, pero el desenlace fue el mismo. Alonso, por el Pachuca, pidió intensidad en los avances, tras el bajón que mostró su equipo a raíz del empate.

Del otro lado, Zubeldía insistió en circular el esférico sin tanto riesgo y mantener la concentración, consciente de la peligrosidad de su rival en el mano a mano.

Por ello, poco y nada ocurrió en los últimos minutos. Ya no volvieron a ser tan claros los intentos de los Tuzos, aun cuando el joven portero Julio González no participaba en un partido de la Primera División desde el Apertura 2005.

Entre las últimas oportunidades de Santos, estuvo un tiro libre de Néstor Calderón que pasó por encima de los zagueros y llegó a las manos del Conejo Pérez, sin que nadie pudiera rematar.

El partido de vuelta será el próximo domingo, con una mínima ventaja del Pachuca a pesar del empate, ya que cierra en casa y ha marcado un gol como visitante.

Para pasar a la siguiente ronda, los laguneros tendrán que derrotar a su rival o empatar por más de un gol. En esa tarea hay que  sumar, además, la baja del portero Agustín Marchesín.

Por: Excélsior

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *