Se enfrasca gobierno de AMLO en “guerra de palabras” con la CNDH por caso estancias infantiles

GMx

“Es inaceptable la recomendación, pero no podíamos nosotros, precisamente por respeto a los derechos humanos, aceptar esa recomendación.”

Así respondió el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por el tema de la cancelación de las estancias infantiles.

La expresión del mandatario mexicano, en su conferencia mañanera, coincide con un amplio documento de rechazo que emitió sobre el asunto la Secretaría de Bienestar el miércoles por la tarde.

“La CNDH está pidiendo que violemos derechos humanos, eso no. Eso no lo vamos a hacer”, expresó López Obrador casi al final de su conferencia mañanera, además de sugerir que se lea la recomendación de la CNDH y “después hablamos”.

LA RESPUESTA DE LA SECRETARÍA DE BIENESTAR

La Secretaría de Bienestar, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER), y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia(SNDIF), informan que el pasado 21 de junio de 2019, mediante oficios emitidos por cada una de dichas Dependencias, dirigidos al Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, se comunicó el rechazo a la Recomendación 29/2019, “Sobre el Caso de la Violación a los Derechos Humanos de las Personas Usuarias y Beneficiarias del Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras”.

La decisión obedece a que, tras un análisis profundo de los puntos recomendatorios por parte de las dependencias involucradas, se determinó que no existe justificación para concluir que el Estado Mexicano incumplió con el principio de progresividad y no regresividad tras la abrogación de las Reglas de Operación del Programa de Estancias Infantiles y la publicación de las Reglas de Operación del Programa de Apoyo al Bienestar de Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras.

Además, es importante aclarar que el cambio en las reglas de operación del programa no implica la cancelación de éste ni la transgresión al principio de progresividad y no regresividad, puesto que los derechos a los primeros cuidados de las niñas y niños, hijos de madres trabajadoras y padres solos, se encuentran garantizados a través del Programa conforme a sus vigentes, toda vez que se cumple con el objeto de coadyuvar a que tengan condiciones que les faciliten continuar en el mercado laboral ya que cuentan con un apoyo económico para el cuidado de sus hijas e hijos permitiendo que sea la familia, como núcleo esencial de la sociedad, la que decida libremente sobre la forma en cómo se aprovechan los beneficios del programa social que el Estado pone a su disposición.

La Secretaría de Bienestar dice que personal de las dependencias involucradas en el caso llegaron a una serie de conclusiones para rechazar la recomendación de la CNDH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *