‘Se hizo todo lo posible para salvar a niños migrantes’

Los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por su sigla en inglés) hicieron todo lo que pudieron para obtener ayuda médica para dos niños de Guatemala que posteriormente fallecieron estando bajo su custodia, dijo el domingo el jefe de esa agencia.

Kevin McAleenan dijo al programa ‘This Week’ de ABC que en una década ningún niño había muerto bajo custodia de la CBP y que el fallecimiento de los dos niños guatemaltecos en tres semanas ha sido “absolutamente devastador”.

Felipe Gómez Alonzo, de 8 años, fue el segundo niño guatemalteco en morir este mes mientras estaba bajo custodia de autoridades estadunidenses.

Su fallecimiento siguió al de Jakelin Caal, una niña de 7 años también de Guatemala que murió a comienzos del mes. La pequeña falleció tras ser detenida junto a su padre por agentes fronterizos de Estados Unidos en una zona remota del estado de Nuevo México.

Nuestros agentes hicieron todo lo que pudieron, tan pronto como estos niños manifestaron síntomas de enfermedad, para salvar sus vidas”, dijo McAleenan.

Después de la segunda muerte, el CBP dijo que llevará a cabo controles médicos secundarios a todos los niños bajo su custodia, en especial de los menores de 10 años.

Por: Excélsior

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *