Ssa de Chiapas asegura que proveedores inflaron los adeudos

El titular de la Secretaría de Salud de Chiapas, Francisco Ortega Farrera afirmó que los empresarios que reclaman el pago de “supuestos adeudos, presentaron facturas con sobre precios de más del mil por ciento”.

En un comunicado agregó que “los supuestos adeudos contraídos con el grupo de proveedores que se manifestaron en los últimos días (en la torre Chiapas) fueron contraídos principalmente durante la gestión del gobernador Juan Sabines Guerrero, particularmente entre los ejercicios fiscales de 2008 a 2012”.

Sostuvo que “pese a lo anterior, el gobierno estatal ha mantenido un diálogo constante con ellos, con el objetivo de establecer una ruta de trabajo que permita liquidar los pasivos, previa revisión y compulsa entre los proveedores y la autoridad estatal, en un proceso abierto y transparente”.

Ortega Farrera manifestó que en esa dinámica “se documentó que existen casos de proveedores que vendieron al gobierno anterior y cuyas facturas presentan sobreprecios, no cuentan con contratos y pedidos, actas de adjudicación o incluso no existe documentación de soporte original que acredite las ventas que hicieron”.

Dijo que, por ejemplo, “el Omeprazol, en factura emitida en 2012 por el reclamante tenía un precio unitario de 173 pesos con 80 centavos que contrasta con el precio máximo autorizado en el catálogo emitido por la Secretaria de Salud Federal de 30 pesos con 66 centavos, es decir un sobreprecio de más del 460 por ciento, más de cuatro veces su valor”, manifestó.

Abundó que “el Midazolam, en factura emitida en 2012 por el reclamante presentaba un precio unitario de 4 mil 449 pesos, que contraste con el precio máximo autorizado en el catálogo emitido por la Secretaria de Salud Federal de 957 pesos con 63 centavo, es decir un sobreprecio de 364 por ciento, más de tres veces su valor”.

El Ketorolaco, “en factura emitida en 2012 por el reclamante tenía un precio unitario de 46 peso con 20 centavos que contrasta con el precio máximo autorizado en el catálogo emitido por la Secretaría de Salud Federal de 3 pesos con 68 centavos, lo que refleja un sobreprecio de mil 183 por ciento, más de 10 veces su valor”.

Por lo anterior, aseguró que “no se puede pagar por productos en sobre precio, por servicios inexistentes o que representen un agravio premeditado a la institución”.

Dijo que la deuda que los empresarios reclamaron a principios de 2016 “ascendía a un total de 197 millones de pesos, de los cuales 37 millones correspondían a esta administración y 160 millones a la administración anterior”, pero que “del total, se han pagado 61 millones de pesos, que fueron validados por las dependencias, que realizaron verificaciones físicas, revisaron que las compras se hayan realizado bajo la normatividad y conciliaron en muchos casos con proveedores con deudas que ya habían sido saldadas”.

El funcionario reiteró su compromiso “de escuchar y seguir dialogando con los proveedores para saldar los adeudos que se tienen, ya que contribuyen a la reactivación económica de la entidad”.

Reiteró que el gobierno del estado ha dejado en claro que a quienes no corresponda dar solución ante esa instancia, están en su derecho de buscarla a través de las vías jurisdiccionales correspondientes, pero no se cede ante protestas de grupos que no tienen sus adeudos justificados.

Por: La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *