Tras sismos de 2017, 67% de las empresas implementan un plan ante desastres

GMx

Este jueves 19 de septiembre, en punto de las 10 horas, sonará la alerta sísmica en toda la Ciudad de México como parte del macrosimulacro que conmemora los aniversarios de los sismos de 1985 y de 2017.

En el ejercicio preventivo participarán miles de trabajadores que laboran en empresas que se ubican en los principales corredores financieros de la capital mexicana, como Paseo de la Reforma, Insurgentes Sur, Polanco y Santa Fé.

El pasado sismo del 2017 obligó a las empresas a replantearse los planes de contingencia que implementan ante un desastre natural; ya que al verse afectados sus espacios de trabajo, el 56% de las empresas mexicanas se vieron vulnerables al carecer de un plan de recuperación teniendo perdidas económicas e incluso algunas de ellas con el riesgo de tener que cerrar por siempre, de acuerdo con un estudio de REGUS, un proveedor de espacios de trabajo flexible.

“Debido a dicha situación, el 67% de las empresas en México comenzaron a darle la importancia que tiene un plan de recuperación ante desastres que incluya espacios de trabajo listos para usarse de forma inmediata. Y es que, a diferencia del sismo de 1985, los clientes de cualquier empresa hoy en día esperan un servicio ininterrumpido incluso durante un desastre, no importando el tamaño del negocio ni el giro”, comenta Wayne Berger – CEO de REGUS para Latinoamérica y Canadá.

Sin embargo, ante este escenario aún existen empresas que no tienen un plan de recuperación al sufrir un desastre que además de prevenir fallas técnicas en sus procesos tecnológicos les brinde un enfoque de recuperación integro de sus empleados; ya que en dichas situaciones las empresas no solo deben resguardar la integridad física de su fuerza laboral sino también debe tomar en cuenta su estado emocional, ya que alguno de ellos pudo haber sufrido estragos en su hogar o tener un familiar en el hospital.

TRES FACTORES EN CADA EMPRESA

Accesible.- Toda empresa a la hora de elegir el espacio alterno de trabajo ante un desastre natural, la ubicación cuente con la mayor oferta de transporte público y esté conectada con vías primarias para automóviles, con el fin de que empleados y visitantes puedan llegar fácilmente.   De igual manera, que existan de manera cercana hospitales, guarderías y escuelas de educación básica.

Flexibilidad.-  Brinda a los empleados diversas prácticas de trabajo flexible, como horarios flexibles, trabajo a distancia, espacios colaborativos de trabajo, entre otras; con la visión de proporcionar diferentes formas de trabajar que se adapten a las diversas situaciones personales que pueda atravesar la fuerza laboral después de un desastre.

Tecnología.-  Confirma que todos los colaboradores cuenten con el equipo tecnológico necesario para su trabajo como laptops, además que dispongan de un smartphone con uso de datos móviles y de la mejor conectividad a Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *