Trump “baja de tono” a discurso anti-Islam

Tras recibir un trato “regio” por parte de sus anfitriones saudís, el presidente de los Estados Unidos llevó a cabo un discurso moderado en donde se propone “comenzar de nuevo” su relación con el mundo musulmán.

Trump señaló que lo que existe es una guerra global contra el terrorismo y no una guerra religiosa. Este combate significa “confrontar con honestidad la crisis del extremismo islámico y el terror islámico de todo tipo”.

El mandatario evitó la frase “terrorismo islámico radical”, misma que ha usado en múltiples ocasiones en el pasado.

El presidente norteamericano llevó a cabo un discurso de 33 minutos de duración, en donde se apegó al guión y no se desvió hacia comentarios y opiniones personales.

Donald Trump ofreció a sus anfitriones, la familia real de Arabia Saudita, “una asociación basada en intereses y valores compartidos”.

El Medio Oriente debe convertirse de “un lugar de donde huyen refugiados a uno en donde lleguen nuevas personas en grandes cantidades”, señaló Trump, quién también agregó que personas decentes de todas las religiones deben combatir juntos contra los “criminales barbáros”.

Por: SDP Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *