Trump califica como acto desesperado alianza Cruz – Kasich

Washington.-“Ted el mentiroso y Kasich están matemáticamente muertos y totalmente desesperados”, dijo ayer a través de Twitter el republicano Donald Trump, respecto a la mancuerna que han conformado sus colegas, Ted Cruz y John Kasich, en un intento por bloquear al magnate en la suma de delegados para convertirse en candidato a presidencia de Estados Unidos.

Para ganar la candidatura, a Trump le faltan 391 delegados y Cruz y Kasich, que juntos suman 710, esperan alcanzar antes que el empresario los mil 237 requeridos para dejarlo fuera de la jugada, por lo que han decidido desistir de sus actos de campaña en algunos estados, de manera que se asegure el triunfo para su ahora aliado; es decir, esperan que el senador cubanoamericano triunfe en las elecciones internas del estado de Indiana, al tiempo que se allanaría el camino para la victoria del gobernador de Ohio en Oregon y Nuevo México.

Sin embargo, el asunto parece no preocuparle a Trump, quien no ha parado de descalificar a Cruz y Kasich desde que se hizo pública su unión —“colusión”, como la ha llamado el millonario—, calificando la acción como “desesperada” y un signo de “debilidad” de sus contrincantes.

La decisión de sumar fuerzas entre Cruz y Kasich demuestra, por otro lado, la decisión del «establishment» partidista de cerrar a toda costa la vía a la nominación de Donald Trump, a quien muchos consideran un peligro potencial y una apuesta segura para perder las elecciones generales en noviembre próximo frente a Hillary Clinton.

De hecho, Charles Koch, uno de los más rabiosos enemigos de las filas demócratas y de la administración de Barack Obama, deslizó el domingo pasado en unas declaraciones a la cadena ABC, que Hillary Clinton podría ser una mejor candidato que Donald Trump.

NUEVA BATALLA DEMÓCRATA

En el campo Demócrata, el número de delegados en juego en la jornada de hoy no será suficiente como para que la aspirante Hillary Clinton defina la disputa interna con el senador Bernie Sanders. Sin embargo, victorias de Clinton en los cinco estados en que se realizarán consultas internas hoy llevarían a un nivel insoportable la presión para que Sanders decida arrojar la toalla.

Las presiones comenzaron el fin de semana, cuando el equipo de campaña de Clinton filtró a la prensa que su grupo de asesores comenzó a analizar eventuales opciones para escoger a un compañero de fórmula presidencial, dando su nominación como un hecho consumado. Fuentes de la campaña de Sanders, sin embargo, se niegan a dar la batalla por perdida y apuestan todas sus fichas a las primarias de California, previstas para el 7 de junio.

por AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *