Trump no se ‘conmovió; no hubo llamada de Peña por ‘Harvey’

La Presidencia de la República desmintió al asesor de seguridad de la Casa Blanca, Tom Bossert, quien en la víspera aseguró que el presidente Enrique Peña Nieto habría llamado a su homólogo, Donald Trump, para solidarizarse y ofrecerle ayuda a los damnificados por el paso del huracán Harvey, una situación que según el funcionario norteamericano “conmovió” a su presidente.

La Secretaría de Relaciones Exteriores ha sido la dependencia responsable de todas las comunicaciones con las autoridades estadunidenses, y cabe aclarar que el presidente Enrique Peña Nieto no ha tenido comunicación con el presidente Donald Trump desde que se encontraron en el marco de la Cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania, el pasado mes de julio”, refirió Los Pinos a través de un comunicado.

En el texto, el mandatario mexicano expresa, de nueva cuenta, sus condolencias al pueblo estadunidense y a los familiares de las personas fallecidas a consecuencia del paso de Harvey.

Reconoce el heroísmo de los tres mexicanos que perdieron la vida, así como de otro compatriota desaparecido realizando labores de rescate.

El Gobierno de México se mantiene en contacto con sus familiares, al tiempo que trabaja de manera ininterrumpida en la atención y apoyo a los connacionales residentes en las zonas afectadas”, refiere la vocería.

También recuerda que desde el 27 de agosto, el Jefe del Ejecutivo instruyó a la Cancillería Mexicana establecer contacto con autoridades de Estados Unidos para expresar la solidaridad ante los daños causados por el huracán y ofrecer apoyo del Gobierno Federal, así como del sector privado

El Presidente Peña Nieto ha girado instrucciones a las distintas dependencias federales, con el fin de apoyar al Estado de Texas con base en la solicitud y las necesidades de la población”, subraya.

Detalla que a la fecha la Secretaría de Relaciones Exteriores se encuentra en espera de las listas de necesidades de mayor utilidad para la población afectada que hará llegar la oficina del Gobernador de Texas, Greg Abbott, y el Departamento de Estado.

Vía Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *