Un vaso de agua: La Feria

SR. LÓPEZ

A tía Chayito, le decían tía Lumbre. Era de las de Autlán de la Grana, brava como eran ellas. Un día mientras se bañaba Nico, su esposo, arreglando su ropa encontró en la bolsa del saco un sobre de una agencia de viajes con un boleto de avión a París a nombre de él, con regreso desde Roma tres semanas después. Le hirvió la sangre: se suponía pasarían las vacaciones en Valle de Bravo. Echando espuma por la boca lo encaró saliendo de la regadera. Tío Nico tenía fama por su sangre fría, aunque en la familia decían que nomás era cínico. La miró tranquilo y terminando de vestirse, con ella casi afónica, le dijo que ese boleto no significaba nada, que se podía cancelar, que faltaba que ella estuviera de acuerdo, pero ya sabiendo que no, bueno, lo cancelaba: -Y ya… no hagas una tormenta en un vaso de agua –remató, pero tía Chayito no era tonta: él salió rumbo a su oficina y ella pitando, con una amiga vecina, que llamó por teléfono a la secretaria de tío Nico, de parte de la ‘agencia de viajes’, para confirmar el nombre de la acompañante del señor en su viaje a Europa, porque había una confusión en las reservaciones, la secretaria muy eficiente, dio el nombre de una dama desconocida para la tía, no para él. La tía hizo maletas y se fue a casa de su mamá… ¡ah!, al salir le metió lumbre a la casa. Listo. Sin hacer una tormenta en un vaso de agua.

Ayer publicó Aristegui Noticias una entrevista a Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico de la Presidencia, sobre la ampliación aprobada por el Congreso de la Unión, al mandato de Arturo Zaldívar, ministro Presidente de la Suprema Corte y presidente del Consejo de la Judicatura, y de los miembros de esta. Destacan algunas afirmaciones:

“(tengo) la impresión de que este transitorio tiene mucho camino por recorrer, puede ser impugnado todavía, el Legislador (Congreso) pensó y decidió que para que la reforma funcionara requería que los propios miembros (actuales) del Consejo de la Judicatura la llevaran a cabo”. Miente don Scherer, el Legislativo no lo pensó ni lo decidió, se agregó el artículo transitorio a las calladas, sin que apareciera en el texto a disposición de todos los senadores; ya en curso la votación empezó el rumor de que se había agregado un artículo, lo consiguieron los de Movimiento Ciudadano y se armó el escándalo… nunca se trató ese tema, los senadores no sabían que lo estaban votando.

“El Legislador considera que en este tiempo de pandemia (se) requiere que el propio Consejo de la Judicatura lleve a cabo esta reforma, eso lo considera el Legislador, eso lo debe valorar el pleno de los ministros si es constitucional o no, eso está todavía por decidirse (…)”. Miente don Scherer, el Congreso no “considera”, el Congreso emite leyes y no pasan en automático a revisión de la Corte sino en caso de impugnaciones que se presenten por inconstitucionalidad, controversia o violaciones a derechos fundamentales. No es un procedimiento ordinario. No se haga don Scherer.

“Esta misma Corte decidió que dos magistrados del Tribunal Electoral ampliaran su periodo”. Miente don Scherer, las acciones de inconstitucionalidad a que se refiere (99/2016 y su acumulada 104/2016), contra el decreto publicado el 3 de noviembre de 2016, la Corte las resolvió declarando constitucional la ampliación del mandato de cuatro (no dos) de los siete magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en virtud de que: 1.-  Fueron electos por la Cámara de Senadores (no por los ministros de la Corte); 2.- La ampliación se aprobó con fundamento en las atribuciones del propio Congreso; 3.- La reforma y nueva toma de protesta, se dio antes de que los magistrados asumieran como tales y sin exceder los nueve años que como máximo de duración del encargo, prevé el Artículo 99 Constitucional. No compare peras con rinocerontes, don Scherer.

“Que el presidente diga (que) Zaldívar es el mejor, (que le) parece que es el que debe encabezar la reforma, me parece lo más válido (…)”. Miente don Scherer, el Presidente no ha expresado un “parecer”, ha dicho que si la Corte no aprueba ese artículo transitorio, será cómplice del régimen de corrupción, que sin generalizar (?) el Poder Judicial está acostumbrado a las malas prácticas y que los jueces  ahora están al servicio de los potentados. No es válido descalificar a otro Poder, faltaba más.

“(…) creo que sobre un asunto que todavía no está decidido, hemos hecho una tormenta en un vaso de agua, hemos juzgado que el presidente (AMLO) interviene en el poder judicial y no, el Presidente está defendiendo un punto de vista, que tiene todo el derecho, el Presidente está de acuerdo con el transitorio pero esto tiene que ser validado por la Corte”. Miente don Scherer, el asunto sí está decidido en el Congreso, instancia a la que toca aprobar leyes y depende de que se interponga algún recurso ante la Corte para que sean revisadas. Miente don Scherer, el Presidente no está defendiendo un punto de vista, está queriendo imponerlo y no tiene ese derecho.

“(…) el Presidente no es responsable de lo que hace el legislativo (…)”. Miente don Scherer, el Presidente, este Presidente, envía iniciativas al Congreso y le dicta públicamente instrucciones de no cambiarles una coma, acatan sus órdenes y eso a los sumisos, hace indignos y a él, responsable.

“El presidente es un demócrata, se va el día que le toque irse (…) no incumple lo que dice, no va a hacer nada en contra de la constitución, nada, al presidente hay que tenerle confianza (…)”. Miente don Scherer, el Presidente no raramente incumple lo que dice, hace cosas contra la Constitución (ley eléctrica, ley de hidrocarburos)… y la confianza se gana.

Ayer, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, confirmó la decisión del INE de retirar las candidaturas de Félix Salgado y Raúl Morón a los gobiernos de Guerrero y Michoacán, por violar la ley electoral. Don Scherer, dígale a su jefe que no vaya a hacer una tormenta en un vaso de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *