Uno basta: La Feria

SR. LÓPEZ

Usted sabe del primo Danielito, el de cociente de inteligencia de ostra (ahumada), que hizo Primaria en once años, Secundaria en siete y la Preparatoria, que entonces era de dos años, en cinco; el que a los 31 de edad entró a ingeniería civil en una universidad privada y cuando ya llevaba tres años atorado en el primer año de la carrera, en una sobremesa de domingo, alguien -de mala fe- le preguntó cómo iban sus estudios y muy orondo, dijo: -Muy bien, ya pasé a Segundo –y su mamá, tía Elenita, añadió triunfal: -… y tiene todo el año para pasar las materias que debe del Primero -enmudeció el palenque.

Ayer corrió como lumbre la entrevista que el pasado viernes, en Canal 22, hizo el caricaturista Rafael Barajas, “El Fisgón”, al doctor Hugo López Gatell, ‘El novio de México’.

A propósito de nada, “El Fisgón”, le puso el balón al Doctor, diciendo que “(…) habría una suerte de campaña para generar desánimo y desilusión”, contra la 4T, se entiende.

El Doctor la tomó de aire y explicó: “Este tipo de generación de narrativas de golpe se ha conectado en Latinoamérica con golpe de Estado y esta idea de los niños con cáncer que no tienen medicamentos, cada vez lo vemos más posicionado como parte de una campaña más allá del país, de los grupos de derecha internacionales que están buscando esta suerte de simpatía en la ciudadanía mexicana, casi golpista”.

Para que no hubiera dudas, don López G., agregó: “(…) grupos de ciertos partidos políticos, lo digo clara y abiertamente el PRI y el PAN (…) se agarraron de algo muy sensible que es la niñez”; y para probar que no hay criaturas con cáncer sin tratamiento, añadió: “Crearon ésta fórmula de que los niños con cáncer no tienen medicamentos. Ésta mentira y cualquier persona se puede hacer esta pregunta: ¿por qué si los niños con cáncer no tienen medicamentos, solo vemos a veinte personas cerrando el aeropuerto? Son las mismas veinte personas desde que empezó el sexenio”, afirmó el Domador de Virus.

Y como no hay que andarse con paños calientes a la hora de refregarle la verdad en la cara a los pérfidos enemigos de la 4T, don López Gatell, dijo no saber si los padres de familia que protestan están en alguna nómina (si cobran por protestar), “(…) o si a cambio de manifestarse les entregan medicamentos para los menores”. ¡Auch!, balazo en el pie: si protestan para que les den medicamentos, será porque no tienen medicamentos. Don LG, fíjese en lo que dice.

Pero aun dejando de lado el autogol de L. Gatell, si valiera su argumento de la flaca veintena de protestantes, si fuera mentira que no se tienen medicamentos para niños con cáncer, si fuera un gran invento… entonces que nos explique por qué el Presidente de la república en su matiné del 16 de junio pasado, declaró:

“Se está avanzando mucho, creo que para la semana próxima ya tenemos compradas todas las medicinas (…) el abasto de medicinas es prioritario y se trabaja para conseguirlas en cualquier país del mundo (…) Estamos dedicados de tiempo completo a eso (…) están trabajando literalmente día y noche y consiguiendo todos los medicamentos en el mundo, en los distintos países del mundo (…)”. La “próxima semana” terminó el día de la entrevista de “El Fisgón” al Dr. Muerte: no llegaron los medicamentos.

Imperdonable descuido de don López Gatell no informar al Presidente que es falso que haya escases de medicinas, que eso de los niñitos con cáncer, es una gran mentira. Si se lo hubiera dicho con oportunidad, el Presidente se hubiera ahorrado poner a trabajar día y noche a los compradores de medicamentos y la pena de salir a asumir un compromiso que no pudo cumplir.

O, al revés: el Presidente no le ha avisado a su fiel escudero López Gatell que sí faltan medicinas y lo deja salir en la televisión a hacer el papelazo de negar la realidad. Háblense.

Algo anda más mal de lo que parece. Don López Gatell debiera estar al tanto que esos mentirosos padres de niños con cáncer, engañaron a la juez Claudia Elena Hurtado de Mendoza Godínez, quien el pasado martes 23 de febrero, otorgó amparo a esos niñitos “(…) para que se garantice la distribución de medicamento en todo el país y que no dejé a los niños de aplicarles quimioterapias”. Ya podía el Mata Pandemias, interponer un recurso para que se entere la Juez que le fueron a tomar el pelo: no hay escases de medicamentos, es un cuento de 20 falsarios que con esa narrativa de grupos de derecha internacionales, apuntan hacia un golpe de Estado… o tal vez el gobierno federal apechugó el amparo porque sí faltan medicamentos, porque los papás se lo probaron a la Juez.

Sí, algo anda muy mal: el Doctor Optimismo podría haber revisado desde el 12 de octubre del año pasado, cómo está el abasto de medicamentos, al enterarse que Michael Ryan, director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, afirmó que “es una tragedia que mueran niños con cáncer en México por falta de tratamiento o medicamentos”.

Un simple tecladista no puede saber si es cierto que han muerto 1,602 niños enfermos de cáncer por falta de tratamiento, como afirma la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (ni si forman parte de una conspiración para dar un golpe de Estado); no sabe si de verdad es cierto que la principal causa de muerte infantil es el cáncer, ni que los recortes al presupuesto en salud de 2019, equivalen al monto destinado a la promoción del béisbol… uno no tiene acceso a información dura sobre tan triste asunto.

Lo que sí sabe de cierto su texto servidor, es que el Presidente se ha negado a atender a los padres de los niños con cáncer y achaca sus protestas a un sabotaje contra su gobierno. Para él todo es respecto de él, a su favor o contra él.

Lo que también sabe este menda es que la muerte de UN solo niño por falta de tratamiento, basta y sobra para que en cuanto llegara a oídos del Presidente, ordenara la compra inmediata, al precio que fuera, de todo lo necesario y el proceso judicial de los responsables del desabasto que costó la vida a UN niño. Uno basta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *