Will Smith renuncia a la Academia por bofetada a Chris Rock

El actor Will Smith renunció este viernes a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas tras el incidente en la gala de los premios Óscar en el que abofeteó al comediante Chris Rock, quien hizo una broma sobre su esposa.

Mis acciones en la 94 entrega de los premios de la Academia fueron ofensivas, dolorosas e inexcusables. La lista de personas a quienes herí es larga e incluye a Chris, su familia, muchos amigos y seres queridos, todos los asistentes y el público que lo presenció desde casa. Traicioné la confianza de la Academia”, expresó en un comunicado.

El ganador del premio al mejor actor manifestó su disposición a aceptar “cualquier otra consecuencia que la Junta considere apropiada”, y se dijo “desconsolado porque “privé a los otros nominados y ganadores de la oportunidad de celebrar y ser celebrados por su extraordinario trabajo”.

El cambio lleva tiempo y estoy comprometido a trabajar para asegurarme de que nunca más permitir que la violencia supere a la razón”, expresó Smith.

La Academia de Hollywood invitó previamente a Will Smith a enviar una declaración escrita sobre su conducta en la gala de los Óscar, para lo que le dio un plazo de 15 días.

Tras el incidente, la institución pidió a Smith que abandonara la ceremonia, pero él se negó.

Días antes, el propio Smith pidió disculpas por la bofetada a Chris Rock en su perfil de Instagram.

“Mi comportamiento en los Óscar de anoche fue inaceptable e inexcusable”, aseguró.

Previamente, su discurso de agradecimiento al recoger el Óscar, en el que se defendió como “protector” de su familia y afirmó que “el amor lleva a hacer locuras”, fue muy criticado por algunos espectadores, que señalaron que su esposa podía defenderse por sí misma ante una broma de mal gusto.

Sobre el incidente, Chris Rock manifestó en un show de stand-up que “todavía estoy procesando lo que sucedió”.

En algún momento hablaré sobre esa mierda. Será en serio. Será divertido. Pero ahora mismo voy a contar unos chistes”, expresó y contó que escribió su espectáculo completo antes del fin de semana de los Óscar. La audiencia manifestó su apoyo.

El día de la gala, Rock subió al escenario del Teatro Dolby para presentar el Óscar al mejor documental e hizo una broma acerca la cabeza rapada de Jada Pinkett-Smith, quien ha reconocido públicamente que sufre alopecia, al compararla con la teniente O’Neil de la película de Ridley Scott.

Después de que Pinkett-Smith cerrara brevemente los ojos en un gesto de fastidio, su marido (que antes sonrió) se levantó de su asiento y subió al escenario para propinarle una bofetada a Rock.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *