Bebé podría perder su pie izquierdo por la mordedura de una araña violinista

Kevin Cataño de tan solo 10 meses de edad se encuentra internado en el Hospital General de Tepic, Nayarit, luego de que fue mordido por una araña violinista.

Los doctores en un principio creyeron que la lesión que presentaba era de otro tipo, hasta que presentó síntomas de mordedura de insecto, indicó el director de Servicios de Salud de Nayarit, Aurelio Carrillo.

Cuando una araña muerde, en este sentido tenemos hasta 10 días de evolución y esos días se hace difícil hacer un diagnóstico, cuando llega el niño al hospital, llegan con proceso de edema que es una característica que se presenta en este tipo de mordeduras y esto hace pensar en una lesión de origen traumatológico”, explicó.

Fue el 19 de julio cuando se determinó que había sido mordido por una araña violinista, al no contar con el antídoto, autoridades de Nayarit iniciaron la búsqueda del mismo, por lo que se pidió al Centro de Control de Enfermedades, mismo que a su vez realizó la solicitud a la empresa que lo produce.

La aplicación del antídoto fue en tiempo, tan es así que al día siguiente de la aplicación el edema disminuyó, el principal problema son las lesiones, porque el veneno su principal función es destruir glóbulos rojos, la lesión que particulariza el pequeño está generada en su pie izquierdo, entonces se ha recomendado por parte del angeólogo, del pediatra y del cirujano su amputación, pero bueno es muy difícil que se acepte, es difícil”, comentó Aurelio Carrillo.

Kevin se encuentra aún sedado, sin embargo, el veneno de la araña dañó su pie izquierdo, mismo que tendría que ser amputado, los doctores esperan la autorización de los padres.

Desgraciadamente, lo que me pueden decir es que pierda nomás los deditos; y lo demás ya saben del veneno le combatió por todo su cuerpecito y en todos sus órganos”, dijo Rubí Martínez, mamá de Kevin.

La madre de familia agradeció a toda la gente que los ha apoyado económicamente al darse a conocer el caso de Kevin.

No tengo palabras para decirle a todas las personas que vienen y me apoyan económicamente, me dicen los doctores que esto no es fácil y pues tampoco para mí, porque me pongo muy nerviosa al estar aquí comentándole sobre la salud de mi niño y pues lo único que les puedo pedir es que oren por él y que me ayuden con sus oraciones”, expresó la mamá de Kevin.

De acuerdo con la madre de Kevin, ellos son de escasos recursos, duermen en un colchón en el suelo y no sabe si ahí fue donde su hijo fue mordido por la araña.

 

Vía Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *