El monstruo que muestra el internet siempre ha existido

La transformación digital es una obligación para todos, en mayor o menor medida, “es la plataforma de conocimientos que estamos utilizando para re entender la humanidad”, afirmó Gonzalo Alonso, el primer director de Google para América Latina.

Añadió que estamos desarrollando una nueva rama de la filosofía mucho más holística, que se encargará de entender a este nuevo ser humano en su nuevo hábitat digital. “Para sobrevivir a esta transformación hay que reencontrarnos en este mundo, seguiremos viendo estructuras que no entendemos, pero seremos testigos de cambios muy fuertes”.

En los últimos cinco años hemos visto más millonarios en el mundo, pero también más pobreza: “para entender un mundo con esta polarización lo mejor es invertir en entender el ser humano en que nos estamos convirtiendo y cómo afectamos al entorno que se construye”.

Si bien, a  la era digital y al internet se le han atribuido todos los males de la época, los riesgos que ahora se viven han existido siempre: “los riesgos que son los mismos de la vida, pero el internet los ha potencializado, internet es un espejo que nos enseña similitudes y diferencias a las que nos tenemos que adaptar y crecer, es tan peligroso, obscuro y tan adolescente como la misma vida”.

En ese contexto recordó las investigaciones hechas hace unos quince años por Microsoft sobre cómo la biología de las generaciones sí ha cambiado, las cuales indicaban que se han desarrollado terminaciones nerviosas en la punta de los dedos para adaptarse a la velocidad que demandaban los controles de juego.

Indicó que la academia es la única que se detiene para entender cómo funciona esta nueva sociedad: “la UNAM juega un rol muy importante porque son los únicos que se están dando el tiempo de estudiar y entender los efectos de la transformación digital en el ser humano y en el ecosistema, en un mundo que ya empieza a tener planteamientos de ciencia ficción”.

El especialista advirtió que la información es el nuevo petróleo del mundo y se debe tener un límite en el uso de las redes: “el fenómeno de las redes sociales tiene un impacto inmediato más fuerte y violento, pero tienen un desgaste muy natural. Twitter ya no tiene crecimiento y Facebook está desangelado, la población entiende que son una máquina de hacer dinero a través del data y nosotros sólo somos un lindo pretexto para llevarlo a cabo, mientras lo entendamos así le daremos un mejor uso a las redes”.

Finalmente, el experto exhortó a ser seres digitales y adaptarnos lo más pronto posible a esta era nueva era.

 

vía UNAM Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *