¿Qué tanto influyen las redes sociales en el voto?

Julián Atilano Morales, doctorando de El Colegio de México (Colmex), investiga la influencia de las interacciones virtuales en el comportamiento de ciudadanos al ejercer su derecho al voto.

Para ello, realizó su investigación tomando como muestra los procesos de elección de la diputación del Distrito X y de la presidencia del municipio de Guadalajara en el estado de Jalisco, así como el de la elección de gobernador del estado de Nuevo León ocurridos durante 2015, con el fin de tratar de entender cuál es el mecanismo causal de la relación entre internautas, campañas y preferencia electoral.

“Elegí estos tres casos porque tanto en la literatura académica, como en el periodismo y otros ámbitos, señalaban que tuvieron una dimensión muy fuerte en Internet y se llegó a decir que no hubieran ganado sin el uso estratégico de redes sociales”, cuenta.

Como primer acercamiento, el maestro Atilano Morales realizó entrevistas a individuos que declararon usar cotidianamente Internet y que votaron por alguno de los candidatos que resultaron ganadores en las elecciones que tomó como muestra.

Posteriormente, llevó a cabo un análisis de las publicaciones de las páginas de Facebook de las tres campañas muestra desde el inicio de las campañas hasta el día de la elección. De igual forma, estudió el contexto electoral de los tres casos, contra quién contendieron, cómo construyeron sus respectivos proyectos políticos y por cuántos puntos ganaron en sus respectivos puestos.

Con la información obtenida de los análisis, el maestro Atilano Morales logró matizar la influencia de Internet frente aquellas personas que sostenían que los candidatos estudiados no hubieran ganado de no ser por el uso de las campañas en línea.

DE LA RED A LA URNA

Atilano Morales explicó que entre las razones por las cuales los individuos cambiaron su opinión respecto a los candidatos estaba la influencia de individuos a los cuales se les tenía respeto o admiración. Por otro lado, también hubo casos en los que las personas votaron sin estar totalmente convencidas de que su voto iba destinado a la mejor opción, sino porque sus amistades sí lo estaban y eso había influido en ellas.

“Lo que de alguna forma hacen las redes sociodigitales es que te vinculan con personas que no están en tu círculo primario (compañeros de trabajo, amigos y familia) y que tienen intereses distintos a los tuyos. Al estar en contacto, tú recibes esta información y puede llegar a convencerte y a que cambies de opinión”, explicó.

Asimismo, dijo que se presentaron casos en los que personas que no participaron formalmente en la campaña del candidato de su preferencia se encargaron de promocionar su discurso con el afán de influir en el comportamiento electoral de las personas con quienes interactuaban en línea.

“Las redes sociodigitales sí influyen en el comportamiento electoral, pero para que influyan deben de existir ciertas dimensiones y, además, debe haber un contexto propicio para que puedan articularse las narrativas que impulsan a una candidatura”, declaró.

En los tres casos, entre la sociedad se presentó un escenario de hartazgo con el gobierno, además de que los tres candidatos fueron líderes carismáticos que representaron una alternativa frente a los otros candidatos e impulsaron una idea de cambio.

De acuerdo con el investigador, eso explica por qué a pesar de que todas las campañas destinan millones de pesos a la promoción de un candidato, no todas resultan exitosas. Además de las estrategias de mercadotecnia, se necesita que el electorado se movilice en las redes para que una candidatura se perfile como la g

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *