¿Cómo puede ayudarnos hoy en día la terapia con perros?

En DogsPlanet nos hemos hecho eco de que diversos hospitales de nuestra geografía llevan ya algún tiempo incluyendo la terapia con perros para curar a personas.

Varios hospitales españoles cuentan ya con una unidad de terapia canina, integrada por perros adiestrados, dentro de los diferentes proyectos de humanización sanitaria que se están llevando a cabo en los últimos años.

Las diversas asociaciones terapéuticas caninas seleccionan y entrenan a los perros, supervisados por técnicos y psicólogos caninos, para que estén preparados para trabajar sobre todo con niños en el ámbito hospitalario.

Dónde ayudan

  • En oncología pediátrica, para reducir la ansiedad que produce la hospitalización, ayudando en su rehabilitación.
  • Niños y adolescentes en la unidad de psiquiatría y psicología, por ejemplo por trastorno por déficit de atención e hiperactividad.
  • En planta de hospitalización, distrayendo a niños que pasan mucho tiempo ingresados, aliviando el estrés de pruebas dolorosas y ayudando a recuperar la movilidad tras procesos traumáticos.
  • Incluso también en consultas externas y urgencias, les distraen y tranquilizan.
  • No solo con niños, también en pacientes adultos con Alzheimer, depresión, esquizofrenia o psicosis.

Resultados

Diferentes estudios confirman que la compañía de los perros ha reducido notablemente la ansiedad, el miedo y el dolor en niños, al generar emociones positivas. El perro es un estímulo novedoso, cálido y divertido, que les permite expresar alegría y dejar algo de lado la enfermedad, y que también les ayuda a expresar mejor su estado anímico y físico.

Con los niños inmunodeprimidos, bajo medidas severas de aislamiento, como en el caso de trasplantes de médula o en tratamiento oncológico activo, se hacen sesiones en streaming desde un dispositivo móvil para que puedan ver a los perros e interactuar con ellos. Incluso en algunos casos, se simula en el animal algún procedimiento que tiene que hacerse al niño para disminuir su miedo.

En las salas de espera, los perros ayudan a reducir visiblemente la angustia que les provoca la visita al médico, entrando más relajados y con mejor estado de ánimo.

La compañía de los perros con pacientes que sufren alguna enfermedad mental ha permitido en muchas ocasiones reducir dosis de medicación, mayor adherencia al tratamiento en pacientes esquizofrénicos, y mayor bienestar.

Requisitos

Las diversas unidades de medicina preventiva y salud pública establecen unos protocolos de seguridad, con certificados de vacunas, seguro de responsabilidad civil y analíticas pertinentes para asegurarse de que el animal se encuentra en perfecto estado de salud. Asimismo tiene que tener acreditación como perro de asistencia.

La alergia al pelo de perro es el único aspecto que puede impedir que algún pequeño se beneficie de la terapia con animales.

En principio, cualquier raza de perro, siempre que esté adecuadamente adiestrada, puede realizar tareas de terapia en entorno hospitalario. Desde las asociaciones nos comentan que no importa la raza tanto como las características propias de cada animal.

La terapia con animales es aún muy joven, pero está teniendo tan buenos resultados que estamos seguros de que se irá implantando cada vez más, como en otros países europeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *