Culpable, se declara Emma Coronel, esposa de El Chapo, de tres delitos que se le imputan

Vía: Proceso

Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, se declaró culpable de los tres delitos relacionados al narcotráfico que le imputa el Departamento de Justicia de Estados Unidos y evita un juicio.

“Culpable”. “Culpable”. “Culpable”, así respondió en español al juez Rudolph Contreras, cuando este le leyó cada uno de los tres cargos que le achacan y le preguntó si se declaraba culpable o inocente sobre las acusaciones en su contra.

La audiencia que duró cerca de una hora en la Corte Federal del Distrito de Columbia (Washington, D.C.) concluyó con la notificación y aceptación de las partes, de que la esposa de Guzmán Loera será sentenciada el próximo 15 de septiembre a las 2 de la tarde.

Antes de la declaración de culpabilidad, el juez Contreras se cercioró de que Coronel Aispuro entendiera todo por escrito y oral, respecto a los cargos que le achacan y el acuerdo que aceptó y que le ofreció el Departamento de Justicia para declararse responsable de los delitos.

Al declararse culpable, la esposa del Chapo evita un juicio como el de su marido en la que un jurado calificador determina si es culpable o inocente de los cargos, ahora en cambio, iniciará el procedimiento de cumplir con lo que el gobierno le ofreció a cambio de incriminarse.

El Departamento de Justicia mediante el fiscal Anthony Nardozzi, resumió los tres cargos ante el juez y la acusada.

El fiscal informó que Coronel Aispuro conspiró junto con otros miembros del Cártel de Sinaloa, la exportación a Estados Unidos de múltiples toneladas de drogas ilícitas; como parte del cargo número uno.

Respecto a la segunda imputación, de lavado de dinero, el fiscal acotó que Coronel Aispuro en colusión con los hijos de su marido, coordinó y financió con dinero procedente del narcotráfico la fuga del Chapo Guzmán del penal del Altiplano, en julio 2015.

Para la última imputación, de crear empresas fantasma para ocultar el patrimonio de su marido, Nardozzi explicó, por ejemplo, que en febrero de este año recibió dinero de su marido y que vivía y rentaba residencias adquiridas con fondos procedentes de la venta de enervantes.

–¿Es verdadero y correcto lo que dice el gobierno que hizo usted y que se lo puede probar en un juicio?, preguntó el juez Contreras a la acusada.

–Sí– respondió enfática Coronel Aispuro.

Con su declaración de culpabilidad la esposa del Chapo declinó a su derecho de apelar los cargos, y a aceptar cualquier sentencia que le dicte el juez Contreras que no descartó, aunque está claro que no lo hará, castigarla con la pena máxima de cadena perpetua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *