Encuentran archivos clasificados en cajas que se llevó Trump de la Casa Blanca

La Administración Nacional de Archivos de Estados Unidos (NARA) confirmó que halló información clasificada de seguridad nacional en las 15 cajas de documentos que el expresidente Donald Trump (2017-2021) se llevó de la Casa Blanca al dejar el cargo.

Así lo explicó el titular de NARA, David Ferriero, en una carta de respuesta a varias preguntas que le hizo la congresista Carolyn Maloney tras conocerse que en enero fueron recuperados estos documentos oficiales en la residencia del expresidente en Florida.

“La Administración de Archivos Nacionales ha identificado información clasificada de seguridad nacional en las cajas”, confirmó el alto funcionario en su misiva, en la que explicó que se ha informado al Departamento de Justicia sobre este hallazgo.

Archivos Nacionales sigue analizando el contenido de las 15 cajas, que recuperó el pasado enero de la residencia de Trump en Mar-a-Lago (Florida) y espera concluir el proceso el próximo 25 de febrero.

Ferreiro también confirmó, tal y como habían adelantado varios medios, que el republicano solía romper a pedazos documentos oficiales, a pesar de que los mandatarios están obligados a entregarlos a Archivos Nacionales cuando dejan la Casa Blanca.

“Aunque el personal de la Casa Blanca durante la Administración de Trump pegó algunos documentos, otros que nos mandaron no fueron reconstruidos”, detalló el funcionario.

Cuando dejan la Casa Blanca, los presidentes estadounidenses deben entregar a los Archivos Nacionales todas las cartas, notas, correos electrónicos y otras comunicaciones por escrito que estén relacionadas con sus funciones oficiales como mandatario para su conservación.

El hecho de que Trump se llevara esas cajas a Florida supone una probable violación de la Ley de Registros Presidenciales, que requiere la conservación de ese tipo de documentos.

No obstante, los fiscales federales tendrían que demostrar que manipuló intencionadamente la información confidencial o cometió una negligencia extrema con él, algo complicado, y más tratándose de un presidente que puede desclasificar datos a su antojo.

Entre los documentos que se llevó el exmandatario también había correspondencia que le envió el líder norcoreano, Kim Jong-un, durante el proceso de deshielo bilateral, y que Trump describió en una ocasión como “cartas de amor”.

Tras destaparse la semana pasada en varios medios, Trump dijo en un comunicado que los documentos que se había llevado “se entregaron fácilmente y sin conflictos y de manera muy amistosa” a los Archivos Nacionales, y que ese material se exhibirá algún día en la biblioteca presidencial que llevará su nombre.

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *