Encuestas, fuente inagotable de información

Seguramente hemos escuchado en alguna ocasión la frase: “La información es poder”. Esta cita está asociada con la idea de tener cierto dominio, generalmente sobre personas o situaciones expuestas al escrutinio, pero el punto, no es quien tiene el sartén por el mango, sino quien sabe cómo usar esa información para obtener un beneficio.

Hablaremos entonces de la habilidad para la búsqueda de información, de cómo valerse de herramientas para procesar, depurar, analizar y validar la fuente de información, que permita a los usuarios tomar decisiones de negocio a nivel operativo, táctico y estratégico.

Las encuestas son una fuente inagotable de información, que sabiendo pulir los aspectos básicos de cómo elaborarlas, nos puede proveer de conocimiento de la población objetivo que se quiere estudiar. No hay que olvidar, que históricamente, el ser humano ha buscado anticiparse a los resultados de los acontecimientos o al menos aproximase a ellos, para alzarse con la victoria o evadir la derrota.

Hoy en día realizar una encuesta es muy fácil y rápida, esto es porque tenemos a nuestro favor la tecnología y existen herramientas en línea que nos permiten realizar este tipo de tareas, siendo muy efectivas y a menor costo, puede visitar la web oficial de Typeform donde encontrara una herramienta muy completa para realizar encuestas.

Este método de obtener información es quizás, hasta el momento la forma más confiable de conseguir datos concretos sobre el comportamiento de nuestra población objetivo. La encuesta nos permite sistematizar la información en favor de una marca, empresa o de un candidato.

Generalmente son las empresas, gobiernos, instituciones públicas e investigadores  sociales, quienes usan las encuestas para conocer la percepción de los consumidores o gobernados, sobre un producto o problemas que tiene la sociedad, para poder tomar las mejores decisiones.

En el caso de las empresas, que es la columna vertebral de este artículo, las encuestas están dirigidas a la satisfacción del cliente. Si le preguntamos a cualquier empresario o comerciante qué es lo más importante en su negocio, seguramente contestara: el cliente.

Hoy en día, hay muchas y variadas empresas encuestadoras; las hay aquellas que por su impecable trabajo han ganado prestigio en el ramo, pero también existen las denominadas “patitos”, cuyo trabajo es un fiasco.

Las encuestadoras que se jactan de ser serias deben trabajar no sólo con sondeos en redes sociales, sino además con una metodología científica que permita medir la opinión de la población, de lo contrario estarían engañando al cliente y en consecuencia, los resultados estarían destinados a fracasar.

Cuando hablamos de empresas encuestadoras en línea, nos podemos encontrar con un mar de  ellas, por eso es muy importante identificar cuáles son seguras, quienes sí brindan mejores servicios, pues el objetivo central cuando se recurre a una de ellas, es que los resultados que nos presenten, como ya lo dijimos, esté sustentado científicamente.

No hay que olvidar también que una encuesta tiene cierto margen de error, y es la que define el nivel de confianza de los resultados obtenidos. A mayor margen de error existe un menor grado de confianza o viceversa. El margen de error puede ser significativo si nuestra población objetivo no es definida correctamente o si los procesos de selección no se establecen adecuadamente.

Así que antes de contratar o confiar en una empresa encuestadora es importante conocer sus antecedentes y los trabajos que han realizado, porque el que investiga no se equivoca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *