Es nuestro país: La Feria

SR. LÓPEZ

Más enamorada que Julieta de Romeo, la prima Sanjuana (así le pusieron, uno qué), parecía que flotaba en el paseíllo rumbo al altar en la catedral de Guadalajara… quitaba el aliento de guapa; el novio, un tal Óscar, hasta más guapo que ella, fortachón, con bigotito de requinto y serio de jeta. En aquellos tiempos la gente rica se iba a Europa de Luna de Miel, ellos fueron a Veracruz. Sanjuana regresó ojerosa, entre sonrisitas pícaras de las señoras de la familia, hasta que se fue sabiendo que lo amoratado de sus párpados inferiores obedecía a lo contrario: regresó y estaba, como salió de su casa. Tía Maruca, mamá de Sanjuana, autleca de cepa, no tardó en saber exactamente qué no sucedía en esa alcoba, mandó por ellos y sin pudores dijo al joven sin alzar la voz: -Usted le debe una explicación aquí a mi hija, los dejo solos cinco minutos, si tiene problemas para hacer obra de varón se lo dice o si le gusta lo mismo que a ella, también se lo dice y se acabó el teatrito… pero le advierto que si se van juntos a su casa y esta niña no amanece bien atendida por usted, lo castro a balazos –bueno, pues ante esa opción, mejor se sinceró el doncel, le guardaron el secreto y luego Sanjuana tuvo nueve hijos con otro muy cumplidor. Cosas veredes (que no es del ‘Quijote’ la frase, sino del ‘Cantar del Mío Cid’).

Un año y casi siete meses después de iniciado su gobierno, ya es tiempo de que Andrés Manuel López Obrador nos dé algunas explicaciones, porque La Patria (la señora de toga blanca de la portada de los libros de texto gratuitos), está ojerosa y por no buenas razones. Y no se vale que le respondan a uno quién se cree que es para andar pidiendo explicaciones al Titular del Poder Ejecutivo, porque la simple condición de tenochca simplex mayor de edad, otorga ese derecho y le impone esa obligación al señor hospedado en Palacio Nacional (sin permiso de nadie, por cierto).

Para abrir boca: lo primerito que aparece en su Plan Nacional de Desarrollo (PND), es ‘erradicar la corrupción’. Nos debe una explicación, sin duda; estimó incluso en 400 mil millones de pesos el ‘ahorro’ que esto significaría al erario y agregó que de eso saldrían los recursos para sus programas sociales (reparto de dinero por aspersión, sin comprobación -por cierto-, a mucha gente); nos debe explicar cómo combate la corrupción si asigna directamente sin licitación, el 76% promedio de las compras y contratos del gobierno.

Pero si erradicó la corrupción, nos debe otra explicación: ¿dónde están esos 400 mil millones? (y una sugerencia: incluya en su plan de pasteurización de cuentas a su partido, que es de pena ajena lo que está pasando ahí, digo, ya hasta denunciaron a la señora que puso a cuidar su changarro, por algunos centenares de millones de nuestro dinero que recibieron como ‘participaciones’… de plano).

Segundo: prometió en su PND, a renglón seguido de lo anterior, que recuperaría el estado de derecho; se comprometió en los siguientes términos: “En el actual gobierno todos los empleados públicos deberán acatar y aplicar el conjunto de leyes vigentes en el país, en la inteligencia de que sólo una autoridad respetuosa de la legalidad puede restaurar la confianza en ella por parte de la población”. Bonito suena, nomás que por favor explíquenos cómo respeta usted el estado de derecho, cancelando obras de infraestructura contra todo derecho (lo de la ‘consulta’ para clausurar las obras del aeropuerto en Texcoco, ni como broma es buena), y la otra consulta para impedir la terminación de una cervecera privada en Mexicali, ya es como el colmo. Si eso es respetar el estado de derecho, le tengo noticias: para el país y el resto del planeta, no…  y eso para ni meterse en las obras del trenecito Maya, iniciadas sin contar con los permisos y licencias necesarias. “Me canso ganso” no es lema de quien respeta la ley, sino de patrón de hacienda.

Por último, respecto del PND, para no agobiarlo señor Presidente, se le solicita explicación sobre el tercer compromiso que asumió: acabar con la inseguridad pública, sin intervención de las fuerzas armadas, en un plazo de seis meses, que se amplió a un año y ahora es para no se sabe cuándo. La inseguridad pública está peor que nunca y en manos de un aficionado (don Durazo, que de eso sabe lo que un manco de piano). ¿No cree que merecemos una explicación?… ya luego puede seguirle con los temas de su preferencia, pero de estas tres cosas, sepa que estamos esperando alguna explicación (o de plano, ábranos su corazón, declárese incapaz y ya verá que entre todos lo ayudamos a terminar su sexenio, en buen plan, ya sin necesidad de que nos empape en babas todos los días, encimando mentiras, insultando a todos, inventando complots, golpes de estado y conspiraciones que son cada vez más risibles).

Por cierto, su PND no podía prever lo de la pandemia, pero, no le parece ciudadano Presidente, que nos debe una explicación por haber reducido en 2019  el 14% de presupuesto a la Vigilancia Epidemiológica y en 2020 otra reducción del 6.9% (533 millones de pesos en total, para todo el país). Y ya en estas, también parece que nos está debiendo una buena explicación acerca de la reducción del 95% de presupuesto en este año para laSubsecretaría del Bienestar, antes llamada Subsecretaría de Integración y Desarrollo del Sector Salud, pero si le resulta incómodo, nos conformamos con que nos explique en qué estaba pensando cuando dejó a la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud (la del tristemente afamado López Gatell), con un presupuesto menor al de 2018… ¿de veras cree que con 61 millones 130 mil pesos alcanza para prevenir la salud pública?… nos toca de a 470 pesos por cabeza, no sea codo.

Otro tema, para este viernes, será pedirle si para ello no tiene inconveniente (y aunque tenga), nos explique qué hacen esos asesores extranjeros, marxistas desvelados, alguno exterrorista sentenciado, en el gobierno de nuestro país, porque no se vaya a molestar, pero es nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *