Explica Semarnat la mortandad de 48 manatíes

Factores como la sequía, altas temperaturas y la aparición de algas nocivas, habrían provocado la muerte de 48 manatíes en Tabasco.
De esta manera explicó Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la tragedia ambiental sucedida entre el 18 de mayo y 26 de octubre de 2018.

“… se encontraron: 25 en Macuspana, 11 en Centla, seis en Jonuta, tres en Centro, uno en Paraíso y uno en Balancán”, explicó la dependencia en un comunicado.

“Se determinó la presencia de cuatro especies de algas nocivas, generadoras de cianotoxinas de alta peligrosidad.

Más del 70% de los cadáveres encontrados correspondían a edad juvenil o pre-adulto, con longitudes menores a los 2.60 metros.
La presencia de metales pesados se encontró inferior al límite de posibles afectaciones a la vida acuática, lo cual no explicaba la muerte de los sirénidos”, agregó la dependencia federal.

Fue un comité interinstitucional el que, con base en 35 estudios, determinó la causa de los decesos.

“Los múltiples factores se debieron a un proceso en el que concurrieron la presencia de patógenos diversos en los manatíes, la toxicidad de metales pesados en el ambiente, plaguicidas y las condiciones ambientales presentes en el periodo, como sequía, altas temperaturas, retraso de la época de lluvias y condiciones en agua de alcalinidad y exceso de nutrientes”, insistió.

Los registros del comité coordinado por esta Procuraduría resaltan que el 68% (33) de los hallazgos de muerte de manatíes fueron en la zona conocida como Bitzales, en los municipios de Centla, Macuspana y Jonuta, específicamente en el Río Bitzales y los arroyos Maluco y Naranjos.

La mayor incidencia ocurrió entre los meses de julio y agosto con el registro de 17 y 11 cadáveres, respectivamente. En mayo hubo cuatro, en junio 7, durante septiembre 6 y en octubre 3.

RECOMENDACIONES DEL COMITÉ

Ø El monitoreo sobre detección de algas nocivas y toxinas

Ø Aplicar control de especies invasoras como el pez diablo y cormoranes

Ø La reforestación de los márgenes de los ríos Bitzales y Maluco

Ø Mantener el monitoreo de ejemplares y población de Manatí

Ø Desarrollo de proyectos para el control físico de exceso de nutrientes en las zonas acuáticas

Ø Control y eliminación de lirio infectado por toxinas

Ø Sistema de manejo de RSU, Aguas Residuales

Ø Estudio del comportamiento hidrodinámico de la zona

Ø Participación comunitaria en los procesos de monitoreo y limpieza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *