Gobierno de AMLO le hace “manita de puerco” a Braskem-Idesa, filial de la brasileña Odebrecht

GMx

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que su gobierno alcanzó  un acuerdo “por la fuerza”, con Braskem-Idesa, filial de la constructora brasileña Odebrecht, sobre el suministro de gas etano para la planta Etileno XXI, para que se repare el daño causado a la Hacienda Pública y se regresen los fondos.

“Se llegó a un acuerdo con la famosa empresa y sus socios Odebrecht. Si saben de esta empresa ¿no? Es famosa porque sobornaba en países y llevó a la cárcel ese procedimiento, esas irregularidades, a presidentes de naciones y a funcionarios del más alto nivel”, soltó AMLO en la mañanaera.

Afirmó que, en el caso de México, la empresa entregó sobornos que ya son investigados por la Fiscalía General de la República (FGR).

Por ello, su propósito ha sido “no permitir la corrupción, la impunidad y procurar recuperar todo lo que se pueda”.

“Que se repare el daño. Por eso hemos revisado contratos, que consideramos leoninos, que se firmaron para que particulares nacionales y extranjeros hicieran jugosos negocios al amparo del poder público, a costa del presupuesto, que es dinero del pueblo”, comentó López Obrador aseguró que su administración optó por realizar acuerdos con Odebrecht, siempre y cuando estos sean benéficos para la Hacienda Pública y evitar llegar a los tribunales (tanto nacionales como internacionales) en este caso.

El Presidente hizo un llamado a las empresas, anunciando que los tiempos de las “atrocidades, abusos, actos de corrupción, del soborno, del moche” han terminado.

Sostuvo que la fiscalía continuará con las investigaciones para detener a los responsables de permitir que se realizaran este tipo de contratos, pues el crimen no quedará impune. “Al mismo tiempo vamos a llegar a acuerdos, repara el daño y puedes seguir con tu empresa en condiciones de justicia, de legalidad, eso es lo que se hizo en el caso de una planta de Odebrecht que produce polietileno en Veracruz”, dijo.

Por su parte, el director de Pemex, Octavio Romero, quien reapareció en la conferencia matutina, recordó que en 2010 se firmó un contrato con la empresa Braskem Idesa, el cual se intentó modificar, sin éxito; sin embargo, en diciembre del año pasado se implementaron mesas de trabajo para modificar el acuerdo y el 26 de febrero se concluyeron las negociaciones y se firmó un memorándum de entendimiento.

Señaló que el contrato original estipulaba que si la petrolera no cumplía se le aplicaba multa del 200 por ciento, pero en el nuevo contrato se establecen penas equitativas y bilaterales.

En este nuevo contrato, Pemex deberá entregar a Braskem-Idesa 30 mil barriles diarios de gas etano durante tres años, y no los 66 mil acordados anteriormente en un periodo de 20 años.

Además, a partir del 2024 la paraestatal no tendrá obligación de renovar el contrato y suministrar etano a la empresa brasileña.

Todo ello, indicó, permitirá al gobierno ahorrar más de 13 mil millones de pesos.

El Presidente reconoció que a modo de presión se dejó de abastecer de gas natural a la empresa Braskem-Idesa filial de Pemex, su principal insumo de operación, para motivar esta negociación que resultó en mejores condiciones económicas para Petróleos Mexicanos.

El acuerdo permite a Braskem-Idesa el derecho de preferencia del gas etano que no utilice Pemex y se colaborará para que la empresa invierta en una terminal de importación de este gas.

El precio del gas quedó estipulado que la empresa pague el cien por ciento del precio de referencia internacional, cuando antes tenía un descuento del 30 por ciento, mientras que el transporte del combustible corre a cuenta de Braskem y no de Pemex.

(Con información de Milenio.Com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *