La CNTE busca desestabilizar a Michoacán: La Columna

JOSÉ CRUZ DELGADO

En entregas anteriores aseguramos que muy poco iba a durar la tranquilidad en el estado, que los belicosos de la Coordinadora de Trabajadores de la Educación no se iban a quedar tranquillos y que bajo cualquier pretexto iban a parar actividades.

No nos equivocamos.

El gobierno de Michoacán, sin duda, he hecho grandes esfuerzos por cumplir con el pago de los “sicarios de la educación de la CNTE”, pero éstos, como cada año, inician movilizaciones con cualquier motivo para no cumplir con su obligación de educar y al parecer lo que buscan es desestabilizar al estado bajo las órdenes algún funcionario federal, o varios.

Cada año se movilizan para presionar y exigir más de lo que tienen, y para lograr sus fines económicos recurren al chantaje para que el gobierno del estado ceda a sus demandas.

Pues resulta que los “angelitos”, no conformes con dejar a miles de niños sin clases, a partir de hoy iniciaron un paro de actividades de tres días, además cierre de edificios municipales, toma de casetas y secuestro de unidades de empresas trasnacionales, el cierre de dependencias estatales, oficinas de rentas e instituciones bancarias.

Pues bien, el gobierno del estado que encabeza Silvano Aureoles Conejo, y hay que reconocerle el esfuerzo, ha buscado por todos los medios los recursos para cumplir los compromisos con el magisterio, pero éstos aducen que dichas movilizaciones es para presionar a las autoridades y les paguen los bonos que aún se les debe, pero el pretexto por el que iniciaron los paros, fue para exigir que no se les volviera a retrasar el pago, la verdad que eso fue el colmo de los colmos.

Si bien es cierto, y eso lo ha reconocido la autoridad educativa de que se les deben bonos, también es cierto que está buscando cómo solucionar el problema, esfuerzo que los belicosos de la CNTE no reconocen y les vale “madre” la educación de los niños.

Los michoacanos están hartos de tanta impunidad, de que la autoridad federal sea omisa ante estos hechos que lesionan a terceros. Lamentablemente los de la CNTE operan bajo el amparo de las autoridades federales porque saben que nada se hará en su contra.

La situación de los ciudadanos ya es insoportable por el caos que causan los maestros de la Coordinadora por sus marchas, tomas y plantones, pero sobre todo, porque el gobierno federal está permitiendo que se violen las leyes en completa impunidad, que la Constitución política sea violentada por grupos radicales como la CNTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *