La Feria: La lengua sucia

Sr. López

La abuela Elena, la autleco paterna, sin decirlo, se burlaba de su consuegra, la otra abuela, Virgen (la toluqueña de siete embarazos), por su religiosidad extrema, su cuidado a ultranza de las formas, y exagerado pudor en todo, en el hablar también. Una vez este menda, buscando consuelo y -estaba seguro-, complicidad, le contó del regaño a que se hizo acreedor por una “palabra mala” que soltó frente a la pudibunda Virgen. Pidió le repitiera qué grosería había dicho (el del teclado lo hizo, encantado), y entonces, la que de nada se espantaba, dijo muy seria: -No hay palabras malas, eso no, pero sí respeto: es como zurrar, que es tan bueno y zurramos todos, pero no lo andamos diciendo ni lo hacemos en la sala delante de la visita… ¡y no te hagas tonto!

Cuando hay que explicar lo obvio, algo anda mal o alguien se está haciendo tonto. Le da su regalada gana al Presidente de la república, poner al frente del Fondo de Cultura Económica (FCE) al tal Paco Taibo II (segundo), cuyas expresiones soeces de hace unos días (asunto muy sabido), pusieron a casi todo el Senado al borde de un ataque de nervios, cosa harto inconveniente para el Paco (pues el Congreso debe adaptar la ley que hoy le impide asumir el cargo de Director General del FCE).

Dijo el Presidente: “Hubo una expresión, yo también diría desafortunada. Él, como es un hombre de convicciones, ofreció disculpas. Y yo creo que él merece ser el coordinador del Fondo de Cultura Económica. Me sentiría yo muy apoyado, respaldado en esta labor” (La Jornada, 11:01 horas de ayer, nota de Néstor Jiménez y Alma E. Muñoz). Sus razones tendrá el Presidente y no es cosa de que un cualquiera (y menos este cualquiera), ande cuestionando las decisiones del Ejecutivo (y no, no todo merece consulta popular, que se paraliza la nación; lo digo, escribo, en serio).

Lo que sí espera uno, sencillo tenochca simplex, es que sus colaboradores, informen bien al Presidente. No fue “una expresión” desafortunada, fue un rosario de leperadas y frases burdeleras, y no se disculpó, nunca (y sí, es un hombre de convicciones, eso sí, y si no nos gustan, tiene otras, como dicen que dijo Marx -Groucho-, sin que se sepa si es cierto).

Si el Paco va a quedar o no al frente del FCE, es asunto que interesa a este López menos que el clima en Dubai, y si el Presidente ahí lo quiere, que ahí lo tenga, que hay varias maneras, con y sin modificación de la ley (se sugiere con modestia que dejen la ley en paz, digo, por decoro).

Lo que parece conveniente aclarar, es que el Paco de marras, es lo que parece: soez, crudo, grosero, procaz, vulgar, respecto de los modos y costumbres generalmente aceptados en este país, en este tiempo. Lo suyo es granjearse al auditorio, haciéndose el chistoso al actuar el papel de revolucionario gañán, cosa válida, sobado recurso de cierto estilo de comediantes que buscan la simpatía del público diciendo palabrotas. Válido, repito, pero en un particular, y del todo indebido en un servidor público (¿o pensará el Taibo que la Constitución exige de los ciudadanos el uso de maneras pacíficas y respetuosas, al ejercer su derecho de petición, y como no menciona a los funcionarios, pueden responder con leperadas?).

Por cierto: a nadie espanta la coprolalia de don Taibo (¿síndrome de Tourette?), y queda la duda de si aguanta que lo traten como él trata al que no piense como él. Su hablar bajuno es lo de menos, lo que preocupa es su violencia verbal, tan habitual en él. Mire unos ejemplos sueltos tomados de ADN Político, del 30 de noviembre pasado:

“Con esto los vamos a ablandar a madres, pero tenemos que tomar el poder y quitarles las pinches concesiones. Tenemos que ganar las elecciones y quitarle las concesiones a Televisa”. Mitin del movimiento #YoSoy132; mayo de 2012.

“(La reforma energética) no la generaron solos, la generaron una serie de mexicanos cuyo destino final va a ser el Cerro de las Campanas, donde serán fusilados por traidores”. Mitin en Ciudad de México. Ahí la busca en YouTube, si le interesa.

“Si te quieren chantajear, Andrés Manuel, exprópialos. Chinguen su madre. Exprópialos”. Discurso en el Círculo de Estudios Liceo Hidalgo; 28 de abril de 2018.

“Germán Martínez (director General del IMSS nombrado por AMLO), es un personaje que sale de los meandros de la oscuridad reaccionaria (…) Estas cosas forman parte de una pinche inercia culera en la que aparecen sapos como candidatos de la izquierda, cuando son candidatos de la derecha”. Declaración del 22 de febrero de 2018.

“¿Que no hay solución? Expropiar, compañeros (…) ¡Esas minas tienen que ser expropiadas!”. Refiriéndose a una mina de plata en Taxco, Guerrero; auditorio del SUTIN, en la Ciudad de México; 11 de noviembre de 2018.

“Un presidente de México puede gobernar por decreto presidencial como hizo Cárdenas en su día (…) No hay otra opción si quieres cambiar este país”. Entrevista en el diario El País; 3 de mayo de 2018.

Tampoco hay certeza de que don Groucho Marx haya dicho eso de que “es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente”, pero le viene al pelo: expropiar, gobernar por decreto, fusilar… muy bien: ¡a las armas! Qué raros maridajes se observan en la política. El Presidente de la república sabrá lo que hace.

Un venezolano ilustre, considerado el intelectual más importante de su país en el siglo XX, rarísimo sabio que perteneció al mismo tiempo a cuatro Academias Nacionales, escribió: “La palabrota que ensucia la lengua termina por ensuciar el espíritu. Quien habla como un patán, terminará por pensar como un patán y por obrar como un patán. Hay una estrecha e indisoluble relación entre la palabra, el pensamiento y la acción. No se puede pensar limpiamente, ni ejecutar con honradez lo que se expresa en los peores términos soeces… Es la palabra lo que crea el clima del pensamiento y las condiciones de la acción”.

Texto de Arturo Uslar Pietri, en su libro “Pizarrón” (Ediciones Edime, 1955), con el título, “La lengua sucia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *