Morelia, la ciudad de la muerte: La Columna

JOSÉ CRUZ DELGADO

Indudablemente que el alcalde morenista de Morelia, Raúl Morón Orozco, ha sido rebasado por la inseguridad, su incapacidad para gobernar ha llegado al límite, mientras que su comisionada de “seguridad”, Julisa Suárez Bucio, ha señalado que las causas más frecuentes en los asesinatos se deben principalmente a crímenes pasionales y de género.

¿La masacre de seis personas ocurrida este domingo en la colonia Presa de los Reyes también fuer por cuestiones pasionales?

Información de la página Semáforo Delictivo, señala que la capital michoacana es la más peligrosa de todo el estado, ya que presenta un 20 por ciento de más incidencia respecto al 2018, por lo que ya la llaman la “ciudad de la muerte”.

Efectivamente, este domingo siete personas, entre ellas dos mujeres, fueron atacadas a balazos, muriendo cinco masculinos de manera inmediata, mientras que dos féminas resultaron heridas y trasladadas a un hospital para su atención, lamentablemente una de ellas murió poco después.

No es la primera vez que se registran hechos violentos en dicho asentamiento, sin embargo, al que se hace llamar presidente municipal y que responde al nombre de Raúl Morón Orozco, parece importarle muy poco lo que suceda a su alrededor que al cabo “violencia siempre la ha habido”, según sus propias palabras, de esta manera da a entender que muy poco le interesa la seguridad ni lo que digan de él que al cabo se siente protegido por la maldita 4T, mientras que la ciudad se tiñe de sangre ante una incapacidad jamás vista en un alcalde, ni siquiera con el ex edil Alfonso Martínez.

Lo curioso es que con tanta incompetencia aspira ser candidato de MORENA al gobierno de Michoacán y muchos dicen que ojalá en Morelia no ganó él, sino que fue por el efecto Peje.

En fin, tanto a él como a MORENA, más temprano que tarde les van a cobrar la factura y téngalo por seguro que saldrá muy cara.

Y hablando de López Obrador, resulta que rindió un informe a modo, al igual que los anteriores a los que tanto criticó e hizo lo mismo, destacó sus grandes logros, fue un informe triunfalista, pero escondió escándalos y muchos y actos de corrupción, en sí le dio “atole con el dedo” al pueblo sabio y nos quiso ver la cara de tontos.

No se le critica su forma de hablar, sino su forma de mentir.

Y pues sí, rindió un informe en medio de marchas e inconformidades tal como él lo hiciera en gobiernos anteriores, o sea que le dieron una “sopa de su propio chocolate”.

Sin duda hizo un gran coraje por las marchas de inconformidad en su contra aunque diga que respetaba la opinión de los inconformes quienes lo llamaron “corrupto”, “mentiroso” e “incompetente”, así como consignas como “México despierta”, “así empezó Venezuela” y “Ni chairos ni fifís, primero está el país”.

“No queremos una nueva República, ni una nueva Constitución, ni la República de la 4T, sino la República que nos hemos dado todos los mexicanos, se dijo en el mitin.

AMLO, más que por obligación que por ganas dijo que respeta las protestas legítimas y los reclamos de los ciudadanos, pero ya sabemos que si no estás con él está en contra de él.

Las reacciones de políticos de su partido MORENA no fueron más que de alabanzas para su “amo y señor”, mientras la oposición dijo que López Obrador prometió durante sus muchos años de campaña, oro y las “perlas de la virgen”, pero ahora se ve que sólo informa sobre espejitos y que la situación nacional en materia económica y de seguridad se deteriora día a día.

El diputado local perredista, Antonio Soto Sánchez, cuestionó como logros acciones que han mostrado serias deficiencias como lo es la ruta seguida en política exterior, particularmente en la relación bilateral con Estados Unidos, en donde el Gobierno Mexicano ha optado por el sometimiento a los intereses del vecino del norte, validando una política migratoria agresiva, contraria a la tradición nacional garantista y solidaria.

Soto Sánchez lamentó que el presidente no deje de ceder a la tentación de dar lecciones de historia patito, buscando con ello justificar desatinos y desvaríos que caen por su propio peso al ser comparado con lo hecho y no hecho por su administración.

“El presidente nos dice que se está poniendo en práctica el olvidado mandato constitucional, según el cual el Estado tiene la responsabilidad de promover y encauzar el desarrollo económico nacional, lo malo es que no aclara que a dónde lo está encausando es al vacío.

El perredista cuestionó el discurso de austeridad que mantiene el presidente de la República, ya que se omite referir los problemas que ha generado el subejercicio en el presupuesto de 2019, el que se estima por el orden de cien mil millones de pesos, dinero que no se está aplicando en lo que fue mandatado y que mantiene colapsados diferentes estados del país, entre ellos Michoacán”.

En sí, fue un informe autocomplaciente y carente de autocrítica y el presidente insiste en hablar hacia el futuro como si aún estuviera en campaña, y los efectos de sus políticas públicas no han transformado en lo mínimo la realidad nacional, por el contrario, han generado continuos colapsos sociales, desaceleración económica, confrontación social, incremento en los índices de inseguridad, restricciones y castigos para las entidades federativas, persecución y condena hacia quienes piensan diferente a él, entre otras muchas”.

En materia de seguridad, los diputados perredistas Araceli Saucedo Reyes, Norberto Antonio Martínez Soto, Octavio Ocampo Córdova y Antonio Soto Sánchez apuntaron que el presidente presume el despliegue de 58 mil 600 elementos de la Guardia Nacional en todo el territorio, pero omite señalar que ésta no ha tenido un reflejo efectivo en la realidad, en donde lejos de disminuir, los índices delictivos se han disparado.

Le recordaron que durante el primer semestre de este 2019, los índices por el delito de extorsión subieron en un 39%, por narcomenudeo un 17%, por violaciones 12%, por robo a negocio 11%, feminicidio 9%, violencia familiar 6%, homicidio y lesiones (4%), y secuestro 2%, conforme a los datos de Semáforo Delictivo.

La austeridad republicana ha afectado a personas con alguna enfermedad, deportistas y artistas; que no se ha hecho frente al crimen organizado, y la pérdida de empleos ha ido en aumento en estos últimos meses.

López Obrador dijo sin tomar en cuenta las olas de protesta, que la mayoría de los mexicanos apoya la transformación, pero no dijo que a los pobres que tanto dice defender los está volviendo más pobres, que ha vulnerado los derechos de los niños con el recorte de programas sociales, que a los campesinos los está haciendo mucho, pero mucho más pobres que antes, por si fuera poco solapa escándalos como el reciente de Manuel Bartlett.

Es mentira que el Estado cumpla con su responsabilidad de promover el desarrollo nacional y redistribuir equitativamente el ingreso como lo dijo.

¿Acaso hay crecimiento económico? ¿A qué país se refirió?

Las acciones y política de la Cuarta Transformación no son más que una burda farsa, lo único que hay reconocer es el apoyo a los de la tercera edad, y lo hace porque sabe que son votos cautivos que están a su disposición pues nunca da un paso sin huarache.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *