Pide Senado mayor protección para el jaguar, símbolo de fuerza y sabiduría

GMx

El Senado de la República exhortó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, para que elaboren y apliquen planes y medidas urgentes que permitan fortalecer la protección del jaguar.

El dictamen busca proteger y conservar sus poblaciones y hábitat; detectar, evitar, disuadir y sancionar su cacería y tráfico; así como implementar campañas de concientización y participación de las comunidades y de la sociedad civil en su protección.

También se hizo un llamado a la Secretaría y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y los estados de Campeche Chiapas, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, y Yucatán, a remitir un informe sobre el estado de conservación, así como las acciones que se están llevando a cabo para disminuir la cacería furtiva del jaguar en México.

En la actualidad el jaguar es percibido por los pobladores locales como una amenaza para el ganado doméstico, por lo que es perseguido y cazado ilegalmente, indica el dictamen.

Puntualiza que, si bien es cierto que se han llevado a cabo diversos esfuerzos por hacer compatibles las actividades productivas con el mantenimiento de la integridad de los ecosistemas, sigue siendo imperativo desarrollar alternativas de manejo ganadero factibles de llevar a cabo por las comunidades para lidiar con dicho conflicto.

Al respecto, el senador Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, precisó que se estima que existen alrededor de cuatro mil cien jaguares, “son muy pocos”, por ello, es fundamental cuidar a este animal, porque de lo contrario se corre el riesgo de descomponer todo un ecosistema, advirtió.

Cada día, señaló, su hábitat es fragmentado y el felino es presa de los cazadores. “Debemos preservar y generar la conciencia para su conservación, porque el jaguar simboliza fuerza, sabiduría, sacrificio y liderazgo”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *