Prometen reforestar diez metros de cada lado en los mil 500 kilómetros de vías del Tren Maya

GMx

Con el programa Sembrando Vida se reforestará la cuenca del Alto Grijalva y así evitar la erosión de las presas ubicadas sobre el cauce de los ríos en esa zona del Sureste mexicano, así como ambos lados de los mil 500 kilómetros de vía férrea del Tren Maya, anunció el secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez.

En visita de trabajo a Chiapas informó que este año el vivero Forestal Tapachula, que es el más grande de América Latina y tiene capacidad para producir 40 millones de plantas por ciclo, permitirá generar mil empleos para campesinas y campesinos de la región y, en su caso, también para personas migrantes.

Precisó que la reforestación de la cuenca del Alto Grijalva se realizará en acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y, en el caso del Tren Maya, la siembra de árboles se extenderá diez metros de cada lado de los mil 500 kilómetros de la vía férrea. Este trabajo forma parte del plan de reforestación del sur-sureste.

El secretario Javier May estuvo en el Vivero Forestal Tapachula, construido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hace un año y siete meses, donde dio el banderazo de salida al último lote de 11 millones 500 mil plantas destinadas a 25 municipios chiapanecos.

Ante el subsecretario de Evaluación, Planeación y Desarrollo Regional, Hugo Raúl Paulín Hernández, May Rodríguez reconoció el trabajo de la Sedena que, expuso, apoyó a Sembrando Vida con 30 viveros que, junto a convenios con los estados permitieron en 2020 una producción histórica superior a 600 millones de plantas. Paseo de la Reforma No. 116, Col. Juárez, Cuauhtémoc, C.P. 06600, Ciudad de México. Tel: 01 (55) 5328 5000 www.gob.mx/bienestar

Afirmó que de los casi 29 mil millones de pesos presupuestados para Sembrando Vida este año, 96 por ciento va directo, sin intermediarios, a las y los productores y cuatro por ciento restante a gasto operativo.

Puntualizó que en Chiapas Sembrando Vida destina 400 millones de pesos mensuales al pago directo de las sembradoras y sembradores, y tan sólo en la región de Tapachula la inversión es de cien millones de pesos al mes.

“Lo que quiere el programa es que haya arraigo en las comunidades, en los municipios, que la gente no emigre, que se arraigue en donde nació, donde están sus culturas, donde están sus familiares, pero también la idea es que podamos alcanzar la soberanía alimentaria”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *