Rosario Robles podría alcanzar acuerdo con la FGR, pero tiene que acusar a sus “jefes”

GMx

La Fiscalía General de la República (FGR) habría determinado no acusar a Rosario Robles Berlanga por el delito de ejercicio indebido del servicio público, a cambio de alcanzar un acuerdo. Eso implicaría, se ha dicho extraoficialmente, que la extitular de Sedesol tendría que acusar a quienes fueron sus jefes, Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto.

La negociación incluiría una salida anticipada del caso a través del apego a un criterio de oportunidad o un procedimiento abreviado.

En la audiencia intermedia celebrada este miércoles 10 de febrero, la Fiscalía presentaría su acusación formal en contra de la exsecretaria de Desarrollo Social por haber cometido omisiones que permitieron el desvío de alrededor de 5 mil millones de pesos; sin embargo, con la decisión, Ganther Villar Ceballos, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del reclusorio Sur, fijó el 26 de febrero, a las 10 horas, una audiencia para informar sobre los acuerdos alcanzados.

Gracias a que la aceptación por parte de la fiscal Mónica Martell se realizó en medio de la audiencia registrada en audio y video, la disposición de la FGR para entablar el diálogo adquirió formalidad.

Ganther Villar emplazó al Ministerio Público un lapso de cinco días para que la propia FGR se acerque a Robles, toda vez que se encuentra al interior del Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.

La exfuncionaria durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018) no asistió a la audiencia de este miércoles.

De acuerdo con su representante legal, Epigmenio Mendieta Valdés, Robles decidió no acudir al acto debido a que ha presentado episodios de hipertensión arterial, así como una afección en el nervio ciático, derivado de una caída.

(Con información de Infobae.Com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *