Se le acabó la fiesta a Cepeda: Movimiento Nacional por la Transformación Sindical

GMx

¡Va caer, va caer, Cepeda va caer! Retumbó en el salón de eventos del Parque Naucali, en Naucalpan, Estado de México.

Eran 37 referentes sindicales y unos 200 representantes magisteriales de todos los estados del país, que se dieron cita en la Primera Reunión Preparatoria rumbo a la “Asamblea Nacional de Bases”, del Movimiento Nacional por la Transformación Sindical, convocada por La Comisión Política Nacional de dicho movimiento.

Al final se tomaron cinco grandes acuerdos y se pidió un minuto de silencio por los maestros que han perdido la vida en la pandemia del COVID19.

El principal llamado fue a la unidad y la democratización del otrora sindicato más importante de América Latina.

SON MOMENTOS DE DEMOCRACIA SINDICAL

La postura es la misma: Que haya voto libre, directo, secreto y universal, para que se logre una democratización verdadera en el Sindicato Nacional de Trabajadores por la Educación (SNTE), donde el entreguismo, la corrupción y la simulación han sido la constante en los últimos años.

Unos vía zoom y otros de manera presencial, siguiendo los protocolos sanitarios que establecen las autoridades de Salud, expresaron su hartazgo con la actual dirigencia del SNTE que ha prometido y no ha cumplido, traicionando una y otra vez la palabra.

Tras la bienvenida a los asistentes de parte de Ricardo Aguilar Gordillo, el presidente del Senado de la República, Eduardo Ramírez Aguilar, vía remota, envió un emotivo mensaje a las centenas de dirigentes ahí reunidos.

“Hoy los maestros viven momentos de democracia sindical porque ya es una garantía en la Reforma Laboral aprobada el primero de mayo de 2019 la democracia sindical, la autonomía sindical, la libertad de decidir de manera libre y secreta.

Son compromisos que se asumieron en el Tratado de Estados Unidos con Canadá.

Son momentos de transformación en la vida pública, pero también en la del ciudadano.

Celebro esta gran concurrencia, de líderes de todo el país. Y nosotros desde el Senado de la República reconocemos como un gran movimiento sindical con una dirección de inclusión y pluralidad”, manifestó el Presidente del Senado.

LA PROBLEMÁTICA ES LA MISMA EN TODO EL PAÍS

Maestros de Jalisco, de Colima, de Sinaloa, de Chiapas, Veracruz Yucatán, Baja California Sur y Norte, Puebla, Oaxaca, Ciudad de México y demás estados participantes, expresaron la misma inconformidad: el SNTE se ha olvidado de las bases y sirve solo a los intereses de una camarilla.

“Urge sacar a los dirigentes espurios, corruptos, alejados de las bases pero cercanos a sus intereses”, expresó un maestro de Sinaloa y nuevamente se escuchó un “fuera Cepeda”.

Carlos Betancourt, de Baja California, coordinador del Grupo de Expresión Magisterial, insistió en que todos quieren lo mismo: respeto.

Alertó que hay acuerdos enmarcados en el nuevo Tratado Comercial de México, Estados Unidos y Canadá, que el país y el SNTE deben acatar.

El Frente Sindicalista Lázaro Cárdenas del IPN consideró que “las cosas están cambiando en el país”, pero la democratización del SNTE es fundamental.

“Tiene que ver con dignificar la labor del maestro y rescatar los valores educativos, la pedagogía que tanto le hace falta al país para acabar con la corrupción del país”.

Por un congreso nacional, democrático, plural y representativo, se pronunciaron la mayoría de los asistentes, entre ellos Benancio Morales Zúñiga, quien lanzó: “Y se le acabó la fiesta a Cepeda”.

“Hoy estamos en unidad, hoy estamos construyendo juntos y significamos más del 80 por ciento del magisterio nacional”, afirmó momentos antes de la clausura de lo que parece ser el comienzo de un gran movimiento democratizador en el SNTE, con respaldo en el Senado y en la Cámara de Diputados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *