Secuestran y mutilan a mujer para exigir rescate; caen seis en Puebla

La Fiscalía General del Estado (FGE) rescató a una mujer de 38 años de edad, víctima de secuestro, y desarticuló a la banda de presuntos delincuentes que la había privado de la libertad.

En conferencia de prensa, Fernando Rosales Solís, director de Fiscalía de Secuestro y Alto Impacto (FISDAI), explicó que la mujer salió de su casa el 19 de octubre, a bordo de una camioneta color negro, con placas de Morelos, para dejar a su hijo en la escuela en Cholula y desde entonces, no se supo nada de ella.

Refirió que las investigaciones permitieron establecer que, tras dejar al menor, los plagiarios simularon un accidente automovilístico para cercar a la mujer, incomunicarla y levantarla.

Ese mismo día, agregó el fiscal, la banda se comunicó con la familia, exigió el pago de un rescate por cinco millones de pesos y a partir de ese momento, se realizaron más de 32 llamadas telefónicas, así como el envío de vídeos donde se veía como la víctima era golpeada y mutilada en una de sus orejas.

Luego de un rastreo que comenzó en la colonia Castillotla, al sur de Puebla, la mujer finalmente fue ubicada en el segundo piso de una casa de seguridad que se encuentra en la colonia Las Cruces, en San Salvador Chachapa, municipio de Amozoc, donde se montó un operativo de la Agencia Estatal de Investigación, cuyo personal descubrió a esta persona esposada y vendada.

Como producto del dispositivo, se detuvo a seis sujetos: Samuel N., de 37 años y oriundo de León, Guanajuato; José Carlos N., de 38 años y nacido en Ciudad Nezahualcóyotl; José Ángel N. y Samuel N., de 31 y 27 años, respectivamente, y originarios de Puebla; Geovany N., de 20 años y originario de la Ciudad de México y José de Jesús N., de 30 años y originario de Nogales, Sonora.

Esta banda delictiva presuntamente empezó a operar en territorio poblano a finales de julio y podría relacionarse con al menos 5 secuestros más registrados en Ciudad Nezahualcóyotl.

Se decomisó un arma de fuego 380, con cinco cartuchos útiles y un Chévrolet Corsa Negro 2005, con placas LYJ5042, del Estado de México.

Refirió que la banda será puesta a disposición del juez de control por el delito de secuestro agravado, cuyas penas van de 50 a 100 años de prisión.

Vía Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *