Senadores piden incrementar recurso a Salud; solicitan el 6 % del PIB

 

México aporta 2.7% del PIB Al sector, lo que nos equipara con conduras o República Dominicana, lejos de Costa Rica, Argentina, Uruguay o Cuba que destinan más de 5.5%: Reynoso Sánchez

La senadora Alejandra Reynoso Sánchez, del PAN, propuso que el Gobierno Federal destine anualmente recursos del orden del seis por ciento del Producto Interno Bruto a las dependencias y entidades de la administración pública, tanto del ámbito federal como local, que presten servicios de salud en el país.

La legisladora destacó que México es de los países que menos presupuesto público destina a la salud de sus habitantes, cuyo gasto público representa 2.7 por ciento del PIB, que nos equipara con países como Honduras o República Dominicana, lejos de Costa Rica, Argentina, Uruguay o Cuba que destinan más de 5.5 puntos de su PIB al gasto público en salud.

El presupuesto en esta materia en México, precisó, representa 50 por ciento del gasto total, lo que marca una notable diferencia con sistemas de salud más desarrollados que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, donde 76 por ciento del gasto es de origen público.

Por lo anterior, Reynoso Sánchez presentó una iniciativa para adicionar un párrafo al artículo 19 de la Ley General de Salud, a fin de establecer que “el Gobierno Federal destinará anualmente recursos a las dependencias y entidades de la administración pública, tanto federal como local, que presten servicios de salud, cuyo monto no deberá ser inferior al del ejercicio fiscal inmediato anterior, ni inferior al equivalente a seis puntos porcentuales del Producto Interno Bruto del año inmediato anterior”.

En la exposición de motivos, la legisladora aseguró que las reformas y políticas promovidas por el actual Gobierno desmantelaron al Sector Salud y dejaron a millones de personas sin acceso a sus servicios, en contra de su obligación de garantizar el derecho a la salud de las y los mexicanos.

Reynoso Sánchez subrayó que, al eliminar el Seguro Popular, que atendía a más de 50 millones de personas, y con la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, millones de personas se quedaron sin acceso a servicios de salud, en medio de la peor pandemia del Siglo, generada por la Covid-19.

Datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, reveló, señalan que la población que carece de servicios de salud aumentó de 20.1 a 35.7 millones entre 2018 y 2020, lo que significa que 15.6 millones de personas dejaron de recibir servicios de salud, sobre todo personas en situación de pobreza.

Explicó que, a precios de 2021, el gasto por persona del Seguro Popular en 2019 fue de 710 pesos, en 2020 el gasto por persona del INSABI fue de 904 pesos, y en 2021 el gasto por persona del INSABI fue de 696 pesos, lo que significó un incremento de 27 por ciento; no obstante, creció la población sin acceso a servicios de salud y el número de mexicanos en situación de pobreza.

Asimismo, dio a conocer que la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2020 sobre Covid-19, señala que el 18.6 por ciento de la población reportó una necesidad de salud; de ellos, 82 por ciento buscó atención y 18 por ciento no lo hizo, pero sólo 34 por ciento se atendió en servicios públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *