“Si la gente dice ‘sí’, vamos”; si la gente dice ‘no’, “ahí queda”: AMLO, sobre Tren Maya

GMx

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador, la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez, el director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons y el director del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino, firmaron la convocatoria con la cual se inicia el proceso de consultas que se realizarán para determinar la construcción del Tren Maya.

Durante la conferencia de prensa, el presidente de México anunció la realización de la consulta en comunidades indígenas por dónde atravesará el Tren Maya para decidir si se construye esa obra y afirmó que se tiene el compromiso de no iniciar ningún proyecto que no puedan concluir en su periodo de gobierno, ya que no se quiere dejar obras a medias.

“Esta es una consulta sin precedentes, antes se hacían las obras y solo se hacían las consultas para cumplir con el expediente. El pueblo es sabio, el pueblo tiene un instinto certero, y ahora tenemos la ventaja de las redes sociales. Esta es la democracia participativa (…) “La consulta será vinculatoria, el pueblo manda: “si la gente dice ‘sí’, vamos”; si la gente dice ‘no’, “ahí queda”, dijo el presidente.

Andrés Manuel López Obrador anunció que el financiamiento del tren será con recursos del gobierno, ya no será con deuda, porque hay ahorro gracias al combate a la corrupción y destacó que el Tren Maya recorrerá la zona arqueológica más bella del mundo, pero en completo abandono y es momento de “darle su lugar al sureste”.

Por su parte, el director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons informó que el Tren Maya generará un desarrollo integral del sureste de México, gracias a una inversión de 120 mil millones de pesos, beneficiará a 12 millones de habitantes, utilizando derechos de vía existentes y privilegiando el respeto al medio ambiente.

“Con el Tren Maya habrá desarrollo social, integral y equitativo, integrará las comunidades a cadenas productivas, aumentará la conectividad digital, respetará y promoverá las tradiciones y expresiones de los pueblos originarios, contará con procesos de planeación ciudadana, preservará al medio ambiente, garantizará la movilidad de comunidades y es una oportunidad para saldar la deuda histórica con el sureste del país”, señaló Jiménez Pons.

En tanto, la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez, comentó que el proceso de consulta que se realizará en los estados donde se realizará el Tren Maya se llevará a cabo el 15 de diciembre y se realizarán jornadas informativas en los municipios por los que pasará el tren y se hará una consulta entre la comunidad indígena.

“En cuanto al objeto del ejercicio participativo, se busca promover la participación ciudadana con información adecuada, oportuna y accesible con respecto a este proyecto y desde luego fortalecer, como lo comentó el presidente, la democracia participativa y generar estos consensos y cohesión social en toda la zona”, dijo.

En su oportunidad, el director del INPI, Adelfo Regino aseveró que por primera vez en la historia del país, se realizará una consulta entre la comunidad indígena para conocer su opinión acerca del Tren Maya y a la par de la consulta ciudadana sobre el tren, se hará otra entre comunidades indígenas mayas, choles y chontales para conocer su sentir.

“La consulta indígena establecerá un diálogo con 3,400 comunidades indígenas, atravesará por varias fases, destacando 15 asambleas regionales. Se hará la convocatoria a las 3 mil 425 localidades indígenas por donde pasará el proyecto con apoyo de Fonatur, Segob y el INPI”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *