Tiempo de canallas: La Feria

SR. LÓPEZ

Nadie en la familia hubiera apostado cinco centavos contra diez mil pesos a que la prima Tere se iba a casar. Era temible de lengua y siempre estaba en ‘modo’ bravo. Tuvo novios porque era guapita (era un monumento), pero los incautos que la pretendían de amores, salían chillando como perros con un bote amarrado a la cola. Y un buen día, para caída masiva de mandíbulas de la familia materno-toluqueña (no había redes, hubiera sido ‘trending topic’), resultó que se casaba y se casó. Desde el banquete se cruzaron apuestas, unos decían que no terminaba el viaje de bodas; otros, que nomás quería un hijo y se deshacía del flamante marido; las viejas nomás movían la cabeza, compadeciéndose del muchacho… y pasaron meses y años… y Tere seguía casada. Había versiones, la del impresentable primo Pepe, es irrepetible (triple X), y nadie se explicaba el  milagro. Este menda ya grande, y ella con nietos, se atrevió a preguntarle a qué se debía el prodigio y como si fuera obvio, respondió: -Cuando quise tener hijos, decidí casarme y tuve claro: o coleccionaba maridos o cuidaba la boca… así que ¡a cuidar la boca! –y sí, no es lo mismo insulto de novia que insulto de esposa. No es lo mismo.

Dentro de 24 días, se cumple un año de gobierno de nuestro actual Presidente (ya un año… aunque parezcan cinco). Quedan cuatro y 10 meses. No es tanto. Según él, trabaja 16 horas al día para hacer de un sexenio, dos; bueno, puede trabajar las 24 horas que igual su periodo dura lo que dura y lo que hace o puede hacer, no depende de las horas de actividad sino de la disponibilidad presupuestal, pero, a ver, explíquele.

Sería conveniente (‘sería’, pospretérito, condicional simple), que alguien le avise al señor Presidente que ya es Presidente de la república, que ya ganó, que el coliseo está vacío, su contendiente va en ambulancia, ya no necesita seguir tirando golpes en el ring y aunquesus seguidores vayan echándole porras, van todos saliendo.

Ver a un funcionario de alto nivel, el titular de la Unidad de Información, Infraestructura, Informática y Vinculación Tecnológica de la SSPC, que se dedica a prevenir delitos cibernéticos o enterarse por esa vía de lo que hacen los malandrines, explicando en la mañanera del lunes pasado el origen de las agresiones escritas contra la prensa en redes sociales, es sorprendentemente insulso.

¿Es en serio?… ¿de veras les preocupa quienes le dicen feo a la prensa?

El porqué de esta acción de nuestro poderoso gobierno (poderoso respecto de uno, tenochca simplex de banqueta), no lo sabremos jamás, pero si de verdad le interesa a nuestras autoridades saber quién anda de malcriado, se propone seguir la pista de la siguiente retahíla de insultos, algunos ingeniosos, otros de viejita del XIX (buena parte de la siguiente recopilación tomada de don Gabriel Zaid; Letras Libres; 25 de junio de 2018):

Achichincle, alcahuete, aprendiz de carterista, arrogante, blanquito, camajanes, canallín, chachalaca, cínico, conservador, corruptos, corruptazo, deshonesto, desvergonzado, espurio, farsante, fichita, fifí, fracaso, fresa, gacetillero vendido, hablantín, hampones, hipócritas, huachicolero, ingratos, intolerante, ladrón, lambiscones, machuchón, mafiosillo, maiceado, majadero, malandrín, malandro, maleante, malhechor, mañoso, mapachada de angora, matraquero, me da risa, megacorrupto, mentirosillo, mezquinos; minoría rapaz, monarca de moronga azul, mugre, neofascista, ñoño, obnubilado, oportunista, paleros, pandilla de rufianes, parte del bandidaje, payaso de las cachetadas, pelele, pequeño faraón acomplejado, perversos, pillo, piltrafa moral, pirrurris, politiquero demagogo, ratero, reaccionario de abolengo, represor, reverendo ladrón, riquín, risa postiza, salinista, señoritingo, sepulcro blanqueado, simulador, siniestro, tapadera, tecnócratas neoporfiristas, ternurita, títere, traficante de influencias, traidorzuelo, vulgar, zopilote; y se refiere al pasado, presente o posible futuro, adverso a sus propósitos, como “tiempos de canallas” (¡uy no, basta, que se corta la leche!)

Y dirigidos a los medios y a la gente de prensa: ‘Articulista de la mafia del poder’ (Jesús Silva-Herzog Márquez); ‘calumniador’ (al Wall Street Journal; y a José Cárdenas); ‘mirona profesional’ (Carmen Aristegui); ‘ponzoñoso’ (Ricardo Alemán); ‘paladines de la objetividad’ (ironizó contra la revista Proceso);‘prensa fifí, alquilada y deshonesta’ (el Reforma); ‘inmundo pasquín’ (el Excelsior); ‘encarnación de la corrupción’ (Olegario Vázquez Raña y a su hijo Olegario Vázquez Aldir, dueños de Excelsior).

¿Ya sabe quién?… a ver, lo ayudo, es el que dijo de Enrique Krause que es un ‘conservador, simulador con apariencia de liberal’ (es que don Krause lo invitó a debatir sobre su concepto de liberalismo… y óigame ¡no!, que no sea igualado, pelado este); el que se refirió a Francisco Martín Moreno (autor de 23 libros, todos ‘best sellers’), como ‘mal escritor dedicado a explotar la ignorancia y el conservadurismo de la sociedad’.

¿No?… ¿de veras no sabe?… a ver, otro tip, es quien dijo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, por su recomendación respecto a la reapertura de las Estancias Infantiles, que es ‘cómplice de corruptos’; y el que llama al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, “Burocracia ‘fifí’”.

¿No da?… a ver, último chance: es quien el 27 de junio del 2004, al referirse a la megamarcha en la Ciudad de México, reclamando la inseguridad, la calificó de ‘marcha de los pirruris’.

… sí sabe, no quiere decirlo: es nuestro Presidente.

Créalo: los ‘bots’ atacando a la prensa, no importan; la importante sería que nuestro Presidente dejara ya la violencia verbal, no trae nada bueno, se lo aseguro. Sería mejor, mucho mejor, si aplica a la prensa y a los que no piensan como él la misma política que a la delincuencia organizada: ‘abrazos no balazos’, algo así como ‘abrazos no salivazos’, o nos va a instalar en tiempo de canallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *