Tigres gana la Concachampions ante Los Angeles FC; su primer título internacional

GMx

Luego de más de un año, hay nuevo monarca de la Concacaf y que será el representante en el Mundial de Clubes de febrero. Se trata de Tigres, quien es el nuevo campeón de la Liga de Campeones tras vencer a Los Angeles FC con goles de Hugo Ayala y André-Pierre Gignac.

El equipo regiomontano llegó como favorito a la gran final por la gran plantilla que tiene, donde destaca el goleador André-Pierre Gignac. Además, fueron comandados desde el banquillo por Ricardo “Tuca” Ferretti, uno de los entrenadores más ganadores de México.

Durante su campaña eliminaron a Alianza, New York City FC y a Olimpia, donde demostraron ser ampliamente superiores a sus rivales; sin embargo, tenían que terminar con la sequía de títulos internacionales, objetivo fallido de los últimos años con cuatro finales distintas (tres de Concacaf y una de Libertadores).

En cambio, el equipo angelino fue la sorpresa del torneo, pues era la primera ocasión que disputaban el certamen. A pesar de ello, eliminaron a León (campeón de la Liga MX), Cruz Azul y América, quienes son parte de los mejores clubes mexicanos de los últimos años.

Entre sus filas estaba el máximo romperedes de la última temporada de la MLS: Diego Rossi. Además, su estrella Carlos Vela había sido un verdugo para los equipos de su país, pues anotó cinco tantos en los tres encuentros anteriores de la Concachampions.

Estos dos arietes quisieron seguir demostrando que su equipo no llegó de casualidad a la última instancia del campeonato. Por ello, desde el primer minuto de juego volvieron loca a la zaga universitaria, que apenas evitaban que los embates terminaran en la portería que defendió Nahuel Guzmán.

Pero el balón se manchó en el primer tiempo debido a la inmensa cantidad de faltas en el medio campo. El árbitro, que parecía no querer ser un protagonista, terminó siendo la figura principal por permitir que los futbolistas de ambos bandos organizaran una fiesta de entradas desmedidas y venganzas cobradas con sangre.

Tras el descanso, los técnicos bajaron las revoluciones a sus pupilos y, aunque la intensidad siguió, las faltas cesaron en el complemento. Los californianos mantuvieron la presión alta, mientras que los felinos aumentaron los toques al balón para llegar a la portería de Kenneth Vermeer.

Al final, el planteamiento de Bob Bradley dio frutos (61′). Mark-Anthony Kaye consiguió un espacio para mandar un centro bombeado para Rossi, que terminó al frente de la portería y solo tuvo que picar el balón para mandarlo a guardar a las redes (0-1).

El gol fue cafeína para el equipo del Tuca Ferretti y pocos minutos después consiguieron el empate (72′). En un tiro de esquina, Hugo Rodríguez raspó la pelota lo suficiente para que pudiera entrar bajo los tres palos (1-1).

El golpe de los regiomontanos fue funesta para los estadounidenses, que habían bajado su intensidad y dejaron huecos en su defensiva (84′). Luis Rodríguez recorrió casi toda la banda derecha y, al acercarse al área, recortó hacia al centro para darle un balón con toda la ventaja a Gignac, que le dio un pequeño golpe para acercar a su equipo al título (2-1).

Con este resultado, Tigres consiguió por primera vez en su historia un título internacional, además que representará a la Concacaf en el Mundial de Clubes en febrero del próximo año.

(Con información de Infobae.Com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *