Una mirada hacia la equidad y responsabilidad de ser padres

Por años, la sociedad ha considerado que para lograr éxito en la vida es necesario formar una familia y tener hijos. No obstante, cada vez hay más parejas a las que les preocupa no ejercer una maternidad o paternidad satisfactoria. Y es que criar a los hijos implica inversión de tiempo y quizás algunos sacrificios, que muchos no están dispuestos a hacer. Por eso, antes de tener hijos es adecuado que la pareja converse sobre qué expectativas se tienen al respecto.

Consideraciones para decidir si tener hijos, o posponer el ser padres

El Foro de Naciones Unidas para la Población informa que más de 120 millones de embarazos que suceden al año no son deseados. Pero si bien en la actualidad existe la posibilidad de acudir a una clínica ILE para interrumpir un embarazo que no ha sido planificado, no hay que negar que muchas parejas enfrenten el hecho de ser padres sin tener las nociones básicas para lograr una verdadera felicidad familiar.

Por supuesto, nadie sabe con exactitud cómo llegar a ser buenos padres. Sin embargo, existen algunas consideraciones que pueden ser claves para ejercer esta función de forma responsable. Esta perspectiva implica un compromiso de los futuros padres, por lo que ambos deben tener un papel activo en la decisión de tener hijos.

Lo que significa tener un hijo

Cuando surge un embarazo no planeado, la primera idea es acudir a una clínica de aborto CDMX para solucionar el problema, pues muchas veces no se tiene conocimiento sobre lo que implica ser padres.

Al tener hijos, los padres asumen que tienen una responsabilidad afectiva, moral y legal para criarlos y proveerles de todo lo necesario. Si no se tiene un compromiso al respecto, lo más apropiado sería postergar la decisión y comenzar un esquema de anticoncepción hasta estar preparado para la maternidad o paternidad.   

Los hijos requieren de atención en diversos ámbitos; por ejemplo, necesitarán un ambiente familiar saludable que les permita un desarrollo y crecimiento en bienestar. Una pareja que no ha considerado su situación económica antes de tener un hijo, puede verse inmersa en situaciones estresantes y carencias que afectarán no solo la relación de pareja, sino también la salud de los hijos.

La responsabilidad de ser padres es equitativa

Por mucho tiempo se ha considerado que la crianza de los hijos es tarea de las madres, pero con el paso del tiempo se está dando énfasis en lograr equidad en las funciones de padres y madres. Ahora bien, cada familia es diferente y quizás haya diferencias en los roles de cada miembro. Lo importante es que durante la crianza de los hijos exista una postura activa de ambas partes.

Es claro que existen diferencias marcadas en mujeres y hombres, cuando llegan los hijos. La mujer atraviesa los cambios físicos que un embarazo y parto implican, sin olvidar el impacto emocional que conlleva esta etapa.

No obstante, ahora se está educando y abogando por un mayor involucramiento del sexo masculino en el proceso de la crianza de los hijos. Por esto, y aunque un hombre no experimente una transformación física durante la concepción y llegada de los hijos, es responsable, en un cincuenta por ciento, de proveer a sus hijos de un entorno cálido y seguro donde crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *